Casado reclama que Bruselas aplique el mismo baremo a Sánchez que a Rajoy

Casado interviene durante la sesión de control al Gobierno de ayer. / EFE

El líder del PP denuncia en la capital comunitaria que el Gobierno pretende financiar con estas cuentas su campaña electoral

Nuria Vega
NURIA VEGAMadrid

Pablo Casado consumó ayer su propósito de llevar hasta Bruselas la campaña de los populares contra los Presupuestos de Pedro Sánchez. El líder de los conservadores, en pie de guerra ante el reparto de gastos e ingresos del Gobierno, tomó el avión y advirtió a sus socios del PP europeo sobre los riesgos que acarrean estas cuentas en términos de déficit, deuda y paro. Pero no sólo eso. Aprovechó la cita para elevar el debate y poner en cuestión la confianza que en estos momentos genera el país con el PSOE en la Moncloa. «Ahora mismo -defendió a su llegada- la agenda nacional está enfocada en cómo de fiable es España en sus compromisos comunitarios».

El primer ensayo general del discurso tuvo lugar a primera hora de la mañana en el Congreso. Casado tomó la palabra en la sesión de control al Gobierno e intentó sacudirse las acusaciones de «deslealtad» vertidas por los socialistas. «Yo defiendo a España de los Presupuestos nefastos que usted presenta aquí, en Bruselas y donde haga falta», avanzó al jefe del Ejecutivo. Y así fue.

Horas más tarde, con el ánimo de frustrar el plan de Sánchez, se comprometió en Bruselas a hacer lo posible en las Cortes Generales por frenar el proyecto con las cuentas, pero también pidió que la Comisión Europea en su examen del borrador presupuestario maneje el mismo baremo de exigencia que se aplicó en plena crisis económica al Gobierno de Mariano Rajoy. Porque, a su entender, «cualquier irresponsabilidad de un país afecta al resto». «No pedimos dureza con España -matizó-, sino justicia con los españoles».

La razón por la que Casado intuye que Sánchez ha diseñado estas cuentas es la de «financiar» una campaña electoral que dure hasta el final de la legislatura y permita al PSOE gastar 6.000 millones de euros más «en promesas innecesarias». Una nueva versión, añadió, del modo de actuar de Zapatero en su última fase en la Moncloa. En este sentido avisó de que los Presupuestos arrastran un «infierno fiscal» para las clases medias en un momento de «ralentización de la economía mundial» y agitó el miedo a que el PSOE lleve a España «a la ruina».

En su agenda figuraba el encuentro del PP europeo, pero también una reunión con la canciller alemana, Angela Merkel, a quien planteó una unión «hispanogermánica». Según Casado, teniendo en cuenta el 'brexit' y la «poca fiabilidad del Gobierno italiano», España es junto a Francia y Alemania uno de los socios políticos «más potentes». «Y como en Francia no gobierna un presidente del PP, es en España y Alemania donde puede surgir una alianza entre los líderes de nuestra familia política», argumentó pese a que las relaciones internacionales son competencia del Ejecutivo, y está presidido por el PSOE.

Competencia en la derecha

Desde que ganó el congreso del PP el 21 de julio, la actividad de Casado ha sido frenética. En el partido se felicitan de haber vuelto a «marcar agenda» y de estar presentes en el debate público y recuerdan que la «competencia» en el centroderecha obliga a reaccionar. Precisamente ayer, el líder de los populares y el de Ciudadanos coincidieron en el Congreso en su ofensiva contra los Presupuestos de Sánchez.

Durante la mañana se extendió por los pasillos del Congreso la tesis de que ambas fuerzas políticas podrían bloquear el proyecto de las cuentas cuando llegue a la Mesa de la Cámara baja. Pero fuentes populares no vieron demasiado sólida esa posibilidad por mucho que su presidente llegara a tildar los Presupuestos de «ilegales».

Cospedal se descarta como candidata

La ex secretaria general del PP negó ayer que exista alguna posibilidad de que presente su candidatura a la alcaldía de Madrid o que haya tenido la intención de optar a esa elección.«Ni tengo ni he tenido nunca intención alguna», reiteró en un comunicado enviado a los medios. La popular aclaró que la «plataforma» que se ha creado para promover esa candidatura no responde a ninguna indicación suya y pidió a quienes mantienen esa hipótesis que se abstengan de opinar sobre sus «deseos o intenciones».

Más información:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos