Casado pide volver al 155 si Sánchez se pliega al «chantaje»

Casado (c) junto Juanma Moreno (d) y Adolfo Molina./EFE
Casado (c) junto Juanma Moreno (d) y Adolfo Molina. / EFE

El presidente del Partido Popular quiere dejar claro que el partido «ya no está en funciones y ha vuelto para quedarse»

CECILIA CUERDOSevilla

El PP mandó un mensaje claro ayer desde Córdoba al independentismo catalán después de que Carles Puigdemont reclamara el pago del apoyo nacionalista a la moción de censura de Pedro Sánchez. «El PP va a frenar cualquier intento de independencia», clamó desde Córdoba el líder de la formación, Pablo Casado. Aseguró que harán valer su mayoría en el Senado para promover y aprobar una nueva aplicación del artículo 155 de la Constitución en el caso de que el Gobierno de España «siga contemporizando y prestándose al chantaje de los secesionistas».

Casado ha devuelto al PP a las posiciones más duras frente al desafío independentista, recordando que el partido quiso aplicar antes la Constitución para suspender la autonomía catalana pero «Ciudadanos lo retrasó y el PSOE le quitó extensión». De ahí que ahora en la oposición su postura se base en dos pilares. Por un lado, aseguró que «no vamos a dejar pasar ni una, ni permitir que lo que se pactó bajo cuerda para la moción de censura acabe con lo que ha sido una historia de éxito hasta ahora», calificando de «indecente» la reunión que Sánchez mantuvo con el presidente de la Generalitat Quim Torra en La Moncloa. Y advirtió que cuentan con mayoría en el Senado para aprobar sin apoyos un nuevo 155. Un mensaje que no pasa por ser más que una muestra de determinación para sus votantes, dado que el texto normativo requiere que sea el Gobierno quien plantee una propuesta con las medidas concretas para ser debatidas en la Comisión de Comunidades Autónomas.

El presidente del Partido Popular pretende además promover una batería de propuestas para reforzar el Estado de Derecho y poder anticipar este tipo de retos. Así, el próximo lunes presentará en el Congreso una proposición de ley para reformar el Código Penal e incluir los delitos como el de sedición impropia y la convocatoria ilegal de referendos para evitar que «el Gobierno de España pueda pactar con el Gobierno de la Generalitat una convocatoria de referendo vinculante para la autodeterminación».

Con su intervención ante la Junta Directiva del PP andaluz, al que metió ya en precampaña respaldando la candidatura de Juan Manuel Moreno Bonilla a la Junta de Andalucía, Casado quiso dejar claro que el partido «ya no está en funciones y ha vuelto para quedarse». Aventuró que las próximas encuestan apuntan ya a una subida de apoyos tras haber ilusionado a muchos votantes perdidos o que se habían ido a otras formaciones, y aseguró que están preparados para un eventual adelanto de las generales, porque PSOE empieza a evidenciar su debilidad al «depender de unos socios que les están arrastrando a políticas sectarias». «Que convoquen cuando quieran, porque convoquen cuando convoquen vamos a ganar», zanjó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos