Condenado a dos años por abusar de dos niñas en un supermercado de Jaén

Condenado a dos años por abusar de dos niñas en un supermercado de Jaén
R. C.

El procesado dijo a las menores que a las chicas «malas Dios las castiga y a las buenas se le dan besos»

EFEJaén

La Sección Tercera de la Audiencia de Jaén ha condenado a R. C. L., de 77 años, a dos años de prisión por abusar sexualmente de dos menores de 12 y 11 años a las que sometió a diversos tocamientos en las puertas de un supermercado de Bailén (Jaén) con el argumento de que «a las niñas malas Dios las castiga y a las buenas se le dan besos».

Los hechos ocurrieron el 11 de julio de 2017 y sólo una de las menores ha seguido adelante con la acusación, mientras que la otra se retiró del proceso. Además de la pena de prisión, la Audiencia le condena a no acercarse a menos de 100 metros ni comunicarse con la menor por un periodo de tres años. También se le imponen otros dos años de libertad vigilada.

El acusado se ha limitado durante el juicio celebrado este miércoles en la Audiencia de Jaén a ratificar el acuerdo alcanzado con el Ministerio Fiscal por el que se reconocía culpable de los hechos y se conformaba con los dos años de prisión, además del resto de las penas accesorias.

Según recoge el escrito de conformidad que ahora se elevará a sentencia, eran las 12:30 horas cuando el acusado se acercó a la mayor de las dos niñas y comenzó a tocarle los glúteos y a intentar besarla, además la agarró por detrás cuando la menor intentó zafarse y le tocó los pechos por encima de la ropa.

Asimismo se recogen como hechos probados que el acusado tenía «ánimo de satisfacer sus instintos lúbricos» y que las menores, en todo momento, se negaron y trataron de escapar del lugar. Cuando llegaron a casa comentaron lo ocurrido y sus progenitores optaron por denunciar.

Por estos hechos, R. C. L. fue detenido y puesto en libertad con cargos con la condición de no acercarse a las menores. Así se ha mantenido hasta que finalmente se ha celebrado el juicio.

Al hombre se le reconoce «un leve deterioro cognitivo, que no altera sus capacidades volitivas e intelectivas». El hecho de no tener antecedentes le permitirá no ingresar en prisión si finalmente se le concede el beneficio de la suspensión de la pena.

 

Fotos

Vídeos