Detienen en Cuenca a uno de los proxenetas más buscados de España

Vivienda de Cuenca donde permanecía retenida una mujer que era explotada sexualmente./
Vivienda de Cuenca donde permanecía retenida una mujer que era explotada sexualmente.

El arrestado, de 35 años y nacionalidad española, lideraba una organización que explotaba a mujeres de forma itinerante por todo el país y contaba con siete reclamaciones en vigor y numerosos antecedentes

J. V. MUÑOZ-LACUNAToledo

Siete requisitorias en vigor, más de 30 reclamaciones ya cesadas, numerosos antecedentes policiales por varios delitos y, además, retenía contra su voluntad a una mujer a la que obligaba a prostituirse. Con este currículum ha sido detenido en Cuenca uno de los proxenetas más buscados de España: un hombre de 35 años y nacionalidad española que lideraba una red especializada en la explotación sexual de mujeres por todo el país.

La operación ha tenido un desarrollo fulminante. Se inició la pasada semana después de que una amiga de la mujer, que estaba siendo obligada a prostituirse en una vivienda de Cuenca para pagar una supuesta deuda, comunicara estos hechos en la Comisaría de la Policía Nacional de Huesca. Los agentes descubrieron durante la investigación que las víctimas eran captadas a través de Internet con anuncios en los que el líder de la banda prometía grandes ingresos económicos e incluso ofrecía ayuda a mujeres que ejercían la prostitución para huir de sus proxenetas, lo que le convertía en una especie de salvador.

Los investigadores lograron localizar la vivienda donde se encontraba la mujer y la liberaron, momento en el que la víctima, que se encontraba en evidente estado de ansiedad, rompió a llorar asustada y temblorosa, según ha informado la Policía, que también ha confirmado que la mujer ha sido acogida por una ONG.

Tres detenidos

Además del cabecilla de esta organización, la Policía ha detenido a otras dos personas: una española de 19 años y otra venezolana de 26 años, que colaboraban con el hombre en el control de las chicas. Éste ejercía un poder carismático sobre sus colaboradoras y víctimas. Captaba a mujeres de entornos sociales, familiares y económicos débiles a través de internet. Les prometía grandes ingresos trabajando en diferentes profesiones llegando a simular ser una mujer para ganarse su confianza. También captaba a mujeres jóvenes que se movían en el mundo de la pornografía amateur engañándolas con falsas promesas.

Sin embargo, una vez entraban en su red contraían importantes deudas económicas ya que le entregaban documentación personal con el pretexto de realizar gestiones jurídicas o económicas cuando en realidad contrataba servicios de telefonía o de electricidad valiéndose de sus identidades. Según la Policía, la banda llevaba años actuando de esta manera pero no ha sido desarticulada hasta ahora porque sus miembros adoptaban grandes medidas de seguridad y se movían por toda España sin tener una residencia fija.

A raíz de esta operación, la Policía Nacional ha querido recordar que existe una línea telefónica (900 10 50 90) y el correo trata@policia.es para facilitar la denuncia anónima y confidencial ante este tipo de delitos, no quedando reflejada la llamada en la factura telefónica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos