Florentino Pérez invita a la CUP al palco del Bernabéu

Florentino Pérez. / Efe

El presidente del Real Madrid comparece en el Parlament y niega que conociese a Bárcenas

CRISTIAN REINOBarcelona

El presidente del Real Madrid y de la constructora ACS, Florentino Pérez, ha comparecido esta tarde en la Cámara catalana, donde ha intervenido en la comisión de investigación del caso Castor, el proyecto de construcción de un depósito de gas natural frente a las costas de Castellón que fue paralizado tras provocar efectos sísmicos. El proyecto fue adjudicado a la concesionaria Escal UGS, participada en un 66% por ACS, y la canadiense CLP.

El mandatario blanco ha tenido un encendido debate con la diputada de la CUP, María Sirvent, después de que la anticapitalista haya acusado a la firma de ACS de aparecer en los llamados 'papeles de Bárcenas', la presunta contabilidad en B del extesorero del PP. Pérez ha negado que la compañía que preside aparezca implicada y ha asegurado que no conoce a Luis Bárcenas. «No le he conocido en mi vida», ha afirmado. «Usted dice cosas que no son verdad», ha espetado a la diputada de la izquierda independentista. «No estoy acostumbrado a que me hablen así», ha apuntado tras interrumpir varias veces a los diputados.

El presidente de ACS ha acudido para abordar el caso pero los diputados han aprovechado para descargar todo tipo de críticas. «Parece que yo sea el demonio», ha ironizado. «Caigo más simpático que antipático», ha añadido. Ha negado que en el palco del Bernabéu se hagan negocios «oscuros», y ha invitado a la diputada de la CUP para que pueda comprobarlo. «Entra todo el mundo», ha dicho. Por allí han pasado, ha añadido, dirigentes de Esquerra o Podemos.

Pérez se ha intentado ganar la simpatía de los diputados intervinientes asegurando que tiene muchos amigos del Barça, que acudía a todos los mítines de CiU antes de ser elegido presidente del Real Madrid y que «luchó» porque un catalán fuera presidente del Gobierno español cuando participó junto a Miquel Roca en la operación reformista. También ha reconocido sentir una «gran decepción» por la crisis política que vivido Cataluña en los últimos años como consecuencia del 'procés'. Al final, la diputada de la CUP le ha regalado un libro sobre el proyecto Castor, 'Castor: la burbuja sísmica' (Ediciones Saldonar), del periodista Jordi Marsal. Incluso se lo ha firmado con dedicatoria.

Pérez subrayó que el del Castor fue un proyecto en el que no intervino para nada. Por ello, ha considerado que no tenía nada que aportar a la comisión de investigación y ha señalado que no entendía por qué se le había llamado a declarar. «No he intervenido en nada. Poco les puedo ayudar». ha dicho. ACS tiene 1.200 empresas, ha argumentado, y la gestión está «descentralizada».

Sin embargo, ha lamentado el resultado de las prospecciones frente a las costas de Castellón y Tarragona. «Yo no he intervenido en nada en esta obra, no he participado en ninguna gestión. Ha sido una cuestión muy desgraciada, todos estamos consternados, pero les pido que no me pregunten cosas que no sé», ha insistido.

Ha negado, además, que hablara sobre el asunto con los exministros Piqué, Clos, Sebastián, Montilla o Soria, y ha afirmado que todo el dinero de las indemnizaciones, unos 1.350 millones, «se lo han llevado los bonistas y el Banco Europeo de Inversiones que, si no financiaban en estas condiciones, no hubieran prestado nada».