Los GAAR llaman a bloquear el Prat y el puerto e impedir los movimientos de la policía el 21-D

Los GAAR llaman a bloquear el Prat y el puerto e impedir los movimientos de la policía el 21-D

El brazo radical de los CDR ordena inutilizar los semáforos y sabotear las vías férreas

MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

Los autodenominados Grupos Autónomos de Acción Rápida (GAAR), el brazo más radical de los CDR, han publicado este lunes la segunda parte de su 'Cancionero', su manual para los sabotajes para el 21-D. Estos grupos, que cuentan con más de 6.000 seguidores en sus canales y que nacieron a principios de diciembre, concretan en ese documento las acciones previstas para el próximo viernes, entre ellas bloquear el Prat y el puerto de Barcelona o impedir los movimientos de la policía esa jornada.

El listado de objetivos propuestos es muy vasto, desde entorpecer el «tránsito rodado» a «bloquear los centros neurálgicos» como «puertos, aeropuertos y centros logísticos». Los GAAR proponen sabotajes en autopistas, autopisas y sus accesos, salidas y peajes; además de en carreteras nacionales, comarcales; carreteras inter-urbanas; rotondas y «todo tipo de accesos donde haya una alta concentración de tráfico donde se puedan provocar retenciones y bloquear al mismo tiempo todas las rutas alternativas».

Estos grupos consideran esencial igualmente bloquear cocheras de autobuses, centros logísticos de Cataluña (CIM s -Vallès, Lleida, El Campo, La Selva o Mercabarna).

Además de «inutilizar semáforos», los GAAR ordenan el bloqueo de parkings de la Junquera «donde se dirigen los camiones en caso de cortes, para que sean los propios camiones quienes colapsen la autopista, impidiendo la llegada de los vehículos de desbloqueo».

Tráfico ferroviario

En cuanto al tráfico ferroviario, pretenden el colapso a través del ataque contra catenarias y sabotajes en la conexión entre vías (sistema de seguridad tren parado) y en las agujas. «Estirar palancas de emergencias desde dentro del tren. Se recomienda hacerlo cuando el tren está parado no cuando ya está en marcha, para evitar peligro de accidente y lesiones a los pasajeros, además facilitar la fuga», es otra de las recomendaciones del nuevo manual.

El documento, que insiste llevar a cabo ataques a «transformadores de zonas industriales de baja potencia», insta a hackea webs y «cuentas» de instituciones como el Ibex o la Policía. De hecho, las «fuerzas del orden» son objetivo prioritario para el 21-D. «Cortad accesos a las cocheras de las lecheras (…) rodead con barricadas fuerzas del orden, por ejemplo en las calles colindantes o cercanos a las comisarías, a fin de que los que están patrullando fuera no puedan volver», son algunas de las instrucciones.

«Consideramos que no tiene ningún sentido actuar contra las fuerzas del orden directamente ya que es muy arriesgado teniendo en cuenta que lo que se pretende es un desbordamiento y no un enfrentamiento directo», concluye el nuevo manual, que, a pesar de proponer todo tipo de ataques y sabotajes, insiste en la «no violencia» de estas acciones.

Más información