Sánchez advierte a Torra de que sus ánimos a los CDR ponen en peligro la normalización política

Pedro Sánchez y Quim Torra, durante un encuentro en La Moncloa./Reuters
Pedro Sánchez y Quim Torra, durante un encuentro en La Moncloa. / Reuters

El Gobierno emplaza al presidente catalán a elegir entre diálogo o violencia

Ramón Gorriarán
RAMÓN GORRIARÁNMadrid

Pedro Sánchez ha advertido a Quim Torra de que sus ánimos a los CDR para que mantengan la presión callejera ha puesto «en riesgo la normalización política» en Cataluña. Después de 24 horas de restar importancia a los hechos acaecidos ayer en las calles de Barcelona, el presidente del Gobierno ha exigido al gobernante catalán que cumpla con «sus responsabilidades» como presidente de la Generalitat.

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, dijo el lunes que la situación en Cataluña era «asumible» y los incidentes tenían «una relevancia relativa». Unas palabras que se quedaron desfasadas por los disturbios registrados a primera hora de la noche, cuando los independentistas radicales trataron de tomar el Parlamento de Cataluña y fueron repelidos por los Mossos d'Esquadra. Esta mañana, el presidente del Gobierno ha escrito en su cuenta de Twitter que «la violencia no es el camino» para hallar una salida al conflicto catalán.

Alentar a los radicales de las instituciones, ha señalado Sánchez, es desandar el camino de distensión andado en estos últimos meses. «La política tiene que volver al Parlament», ha reclamado el presidente del Gobierno. Un emplazamiento que llega el mismo día en que la Cámara catalana reabre sus puertas después de estar tres meses cerrada para celebrar el debate de política general. Un plano que tiene el telón de fondo de los disturbios registrados anoche en las calles de Barcelona, con asedios al Parlament y a la Comisaría Central de la Policía Nacional en la Vía Laietana. Episodios que el Gobierno de Torra trata hoy de minimizar.

La Moncloa mantuvo ayer un sonoro silencio ante las algaradas de los CDR y las palabras de Torra llamando a «apretar» en las calles, pero hoy ha salido en tromba a reprochar al presidente de la Generalitat su actitud. La ministra portavoz ha justificado la falta de reacción del Gobierno porque quiso «darle una oportunidad a la prudencia». Pero visto lo visto, ha señalado Isabel Celaá, hay que dar una respuesta.

La ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, ha afeado a Torra «el error» cometido al alentar a los sectores más violentos del independentismo y le ha emplazado a elegir entre «la radicalidad» y volver a la situación de hace un año o aceptar «el diálogo» que le ofrece el Gobierno de Sánchez. La Generalitat, ha subrayado, tiene que decidir «qué rumbo quiere tomar».

El presidente del Gobierno advirtió la semana pasada durante su viaje a Estados Unidos que si los independentistas catalanes persisten en la vía «de conflicto» dará por concluida la legislatura y convocará elecciones.

Díaz tilda a Torra de «hooligan»

Por su parte, la presidenta andaluza y responsable del PSOE en la región, Susana Díaz, ha cargado duramente este martes contra los incidentes registrados la noche del lunes en Barcelona, reprochando el comportamiento de «hooligan» que a su juicio ha demostrado el president de la Generalitat Quim Torra al pedir a los Comités en Defensa de la República (CDR) que «siguieran apretando» pocas horas antes. Díaz le ha instado a «dedicarse a gobernar su comunidad autónoma y no alentar estos comportamientos violentos».

La dirigente andaluza fue la primera en condenar la noche del lunes los altercados a las puertas del Parlament, pidiendo a través de las redes sociales «responsabilidad» a los gobernantes catalanes y abogando porque «Cataluña tiene que recuperar la convivencia». Ahora, durante un acto en El Puerto de Santa María (Cádiz), ha valorado que Torra «incitó a la violencia demostrando que tiene poco interés en restablecer la convivencia entre los ciudadanos». «En lugar de estar dedicado a los problemas de los ciudadanos se ha dedicado a enfrentarlos y a incitar a los violentos como ayer, pidiéndoles que apretaran y que apretaran más», explicó. «Ayer intentaron asaltar el Parlament y en la próxima, si no se les pone freno, se meterán dentro», insistió.

Para la presidenta andaluza, «éste no es el comportamiento propio de un presidente de la Generalitat», abundó, apuntando que su deber «es gobernar». «En el tiempo que lleva al frente de la Generalitat, además de recibir instrucciones del que está en Waterloo, se ha comportado como un radical y como un irresponsable», afeó. «No sé a lo que estaba esperando. Es evidente que lo que tiene que hacer es cumplir la ley».

Las palabras de Díaz eran suscritas por el Ejecutivo andaluz, cuyo portavoz reiteró tras la reunión del Consejo de Gobierno que las declaraciones Torra arengando a los CDR «no son propias de un presidente de una comunidad autónoma». «Es insólito e intolerable que un presidente llame a apretar a un movimiento de corte totalitario como los CDR», apuntó Juan Carlos Blanco, quien instó al president Torra a que «asuma que no es un jaleador de radicales ni activista fanático».

El director de los Mossos justifica las cargas por la «violencia de los radicales»
El director de los Mossos, Andreu Martínez. / Efe

El director general de los Mossos, Andreu Martínez, ha justificado este martes las cargas que protagonizaron ayer los Mossos d'Esquadra contra algunos «grupos radicales» de independentistas porque se habían «agotado las vías de mediación» y se tenía que garantizar la seguridad ante «actuaciones violentas».

«Si no hay actuación violenta, la policía no actúa. Esa es nuestra máxima», ha asegurado en rueda de prensa en la comisaría de Les Corts de Barcelona, donde ha subrayado que la intervención del «orden público» durante el aniversario del referéndum del 1 de octubre fue «operativa y no política», además de «ajustada» a cada caso.

Por otra parte, Martínez ha desvinculado a los Comités de Defensa de la República (CDR) de los intentos de asaltar el Parlament al término de una manifestación en Barcelona para conmemorar el 1-O, porque estos desconvocaron la concentración a las 21.38 horas a través de Twitter, y las actuaciones violentas se produjeron después.

El director de la policía catalana ha comparecido después de que en los últimos días el cuerpo haya sido objeto de críticas por varias cargas contra independentistas, las últimas ayer cuando dispersaron a concentrados en Girona, frente a la Jefatura Superior de Policía en la Via Laietana de Barcelona y frente al Parlament, al que grupos de independentistas querían acceder por la fuerza.

Más información

 

Fotos

Vídeos