El Gobierno reconoce que el tiempo para aprobar los Presupuestos se acaba

Don Felipe y Pedro Sánchez, entre otros dirigentes, participaron en la entrega del programa iberoamericano sobre discapacidad./EFE
Don Felipe y Pedro Sánchez, entre otros dirigentes, participaron en la entrega del programa iberoamericano sobre discapacidad. / EFE

Fuentes del Ejecutivo insisten en que, de no obtener el sí a las cuentas, se aguantará la legislatura a base de decretos

Ander Azpiroz
ANDER AZPIROZMadrid

Cada día que pasa, el Gobierno da nuevas muestras de resignación sobre la aprobación de los Presupuestos para el año próximo. Y no duda en lamentarse de la cerrazón de las fuerzas independentistas allá donde toque. Ayer ocurrió en la ciudad guatemalteca de Antigua, donde Pedro Sánchez y Felipe VI asisten a la XXVI Cumbre Iberoamericana de jefes de Estado y de Gobierno.

Fuentes del Ejecutivo siguieron la estela abierta el pasado miércoles y reconocieron que, a cada hora que pasa, se cierra un poco más la ventana que permitiría sacar adelante las cuentas del Estado. «El tiempo se acaba y los españoles no se merecen que se maree la perdiz», señalaron. Además de desazón, estas palabras mostraron la irritación con unos partidos secesionistas que se han negado siquiera a sentarse a negociar, aún cuando la Abogacía del Estado rebajó la petición de pena para los dirigentes políticos presos por el 'procés'.

Las mismas fuentes insistieron en que el rechazo a los Presupuestos no es sinónimo de fin de legislatura, y eso que hasta sus socios de Unidos Podemos han advertido a Sánchez de que no se puede gobernar a bases de decretos. Pero, a tenor de lo explicado en Antigua, esto es justo lo que hará el Ejecutivo si los independentistas no dan su brazo a torcer. «Si hay que ir a los decretos, se irá», se zanjó.

Los Presupuestos estuvieron muy presentes en la primera jornada de actos por la Cumbre Iberoamericana. Tanto que, sin nombrarlos, Pedro Sánchez aludió a ellos en la entrega de los premios del Organismo Internacional de la Juventud para Iberoamérica. Poco o nada tenía que ver el evento con economía o cuentas públicas, pero el jefe del Ejecutivo invitó a los galardonados a ejercer la «humildad», entendida esta no como una debilidad sino como una fortaleza que permite entender que uno mismo no lleva consigo la verdad absoluta y debe alcanzar puntos de encuentro. «Sobra mucha prepotencia, sobra mucha soberbia y falta humildad, y humildad no es no tener criterio, sino respetar a aquél que piensa distinto a uno y, sobre todo, empatizar con él», afirmó durante un discurso que más bien parecía un último llamamiento a Esquerra y el PDeCAT para que le presten el apoyo de sus diputados en el Congreso.

Una agenda apretada

El acto con los jóvenes fue solo uno de los muchos que mantuvo ayer en Antigua. El presidente tuvo encuentros bilaterales con sus homólogos de Guatemala y Paraguay, reuniones que se enmarcan en el objetivo de conocer a todos los mandatarios latinoamericanos a lo largo de estos dos días. Tras un almuerzo con el mexicano Enrique Peña Nieto, acudió junto a otros jefes de Gobierno a un encuentro empresarial. Por la noche asistió a la cena de bienvenida de la Cumbre junto al Rey.

Este viernes llega el plato fuerte de la cumbre con las sesiones plenarias, en las que intervendrán cada uno de los jefes de Estado y de Gobierno. La gran incógnita es si uno de ellos será el venezolano Nicolás Maduro. Aunque no esté, a buen seguro su nombre saldrá a relucir porque el tema a tratar por cada uno es libre.

El Rey recorre a pie la ciudad colonial de Antigua

Si apretada es la agenda del presidente en Antigua, no lo es menos la de Felipe VI. El Rey es sin duda la figura que más expectación ha levantado en una ciudad de 45.000 asistentes que vive la cumbre entre la indiferencia y la curiosidad. Allá donde va el jefe del Estado, se posan todas las miradas. Ayer recorrió a pie el centro de la ciudad colonial, capital de Guatemala durante el dominio español, e incluso se paro a saludar a un grupo de escolares. Hoy intervendrá junto a Pedro Sánchez en la sesión plenaria de la cumbre.

Más información:

 

Fotos

Vídeos