Iglesias asegura que Echenique mantendrá un papel crucial en Podemos

Pablo Echenique y Pablo Iglesias, en el último Consejo Ciudadano Estatal de Podemos./EFE
Pablo Echenique y Pablo Iglesias, en el último Consejo Ciudadano Estatal de Podemos. / EFE

El secretario general de la formación justifica su relevo en que a veces «es sensato y bueno realizar cierta rotación»

Ander Azpiroz
ANDER AZPIROZMadrid

Podemos trata por todos los medios de restar importancia al relevo de Pablo Echenique al frente de la Secretaría de Organización. El mismo martes cuando se anunció la decisión, fuentes del partido destacaron que detrás del movimiento de Pablo Iglesias no existía ningún tipo de «purga». No obstante, el secretario general reconoció este jueves tras entrevistarse con el Rey que ha existido «un contraste» entre las generales -en las que con él como candidato se recabó un 14,3% de los votos- y las autonómicas -en las que listas regionales se quedaron en una media del 6,8%-.

En base a estos resultados, la cúpula de la formación morada ha considerado beneficiosa la sustitución del encargado de velar por su implantación territorial. «Es sensato y bueno que se produzca una cierta rotación», justificó Iglesias. En cualquier caso, parecen haber pesado, y mucho, las criticas de los barones del partido, todos ellos víctima del retroceso generalizado de Unidas Podemos en los comicios del 26 de mayo.

No es un secreto que ya antes de los comicios Echenique se encontraba abiertamente enfrentado a la andaluza Teresa Rodríguez o al aragonés Nacho Escartín, los dos dirigentes autonómicos que, precisamente, más han alzado la voz tras la maratón electoral y los pésimos resultados.

Reconocimiento a Echenique

Aunque haya sido apeado de la todopoderosa Secretaría de Organización, en Podemos se insiste en que Echenique ocupará todavía importantes responsabilidades en la formación. «Seguirá teniendo un papel crucial», zanjó Iglesias sobre su número tres, del que destacó, además, que ha desempeñado «probablemente la responsabilidad más difícil y gravosa» dentro de una fuerza política.

Su nueva tarea será vigilar el cumplimiento de los acuerdos que a partir de ahora puedan alcanzar los podemistas con otras formaciones, muy especialmente con el PSOE. Sobre el horizonte se vislumbra también la posibilidad de que Echenique se incorpore a un futuro Gobierno de coalición. De hecho, Iglesias lleva desde 2016 postulando a su compañero de filas como ministro de Ciencia, un cargo en el que querría que sustituyera a Pedro Duque. Pero para ello el PSOE debería primero dar su brazo a torcer en unas negociaciones en las que mantiene sobre la mesa su voluntad de gobernar en solitario.