Sánchez se aferra a una legislatura que Iglesias ya considera agotada

Pablo Iglesias, líder de Podemos. /Efe
Pablo Iglesias, líder de Podemos. / Efe

El líder de Podemos da por rota la mayoría que propició la caída de Rajoy y convoca las primarias para elegir candidato

ANDER AZPIROZ y PAULA DE LAS HERASMadrid

Pablo Iglesias ya comienza a marcar perfil propio ante un inminente adelanto electoral que Pedro Sánchez, por el momento, le niega. El secretario general de Podemos instó este viernes al Consejo Ciudadano Estatal de la formación morada, el máximo órgano interno entre asambleas de inscritos, a prepararse para un nueva contienda electoral. Según fuentes de la dirección, la intención es celebrar primarias para elegir a su candidato a la Moncloa antes de las vacaciones de Navidad, un proceso al que Iglesias ya ha confirmado que se presentará.

Frente a las prisas de Podemos, el jefe del Ejecutivo volvió a trasladar este viernes, esta vez desde La Habana, la sensación de que como pronto convocará elecciones generales el próximo mes de octubre. Lo hizo para responder a la decisión de Iglesias de poner en marcha la maquinaria electoral en previsión de lo que pueda ocurrir, visto el cariz que están tomando las cosas y la falta de solidez de la mayoría parlamentaria que apoyó la moción de censura contra Mariano Rajoy.

Sánchez se mostró incluso desafiante con su principal socio. «Que se tome su tiempo –replicó durante una comparecencia en la residencia del embajador español en Cuba– porque tenemos unos cuantos meses, bastantes meses, antes de que se produzca ese episodio (en referencia a la convocatoria de unas generales)». El jefe del Ejecutivo, que ya había dejado claro en otras ocasiones que si no saca adelante sus cuentas para 2019 prorrogará las de Rajoy y tirará de reales decretos ley para desarrollar su agenda social, argumentó que las mayorías «se encuentran en cada votación» y mostró su esperanza en poder contar con Podemos para asuntos como la subida del Salario Mínimo Interprofesional, las prestaciones para mayores de 52 años desempleados y el impulso de medidas del pacto contra la violencia de género.

«Falta de voluntad»

En su intervención ante la cúpula de Podemos, Iglesias dio la sensación de haber tirado la toalla con los Presupuestos para 2019. Ello a pesar de que si alguien había demostrado optimismo ante su aprobación con el apoyo de las fuerzas independentistas, había sido Unidos Podemos. Pero el líder de la coalición izquierdista ve ahora más lejos que nunca el poder sacar adelante las cuentas.

El principal responsable de la situación de bloqueo es el Gobierno, sostuvo Iglesias. Si no hay Presupuestos se debe a «la incapacidad del Gobierno y su falta de voluntad» para encontrar los votos necesarios, añadió. Pese a apuntar al Ejecutivo socialista, el secretario general también pronunció críticas al soberanismo, que en un primero momento personificó en el diputado de Esquerra Gabriel Rufián. «Creo –señaló– que no miento si digo que el estilo parlamentario 'rufianista' no sea en estos momentos la táctica más sensata, y sospecho que esto lo piensan muchos independentistas aunque mantengan prietas las filas». En efecto, fuentes de Esquerra admitieron el jueves en privado su malestar con los escándalos de su coportavoz en el Congreso.

Iglesias tampoco pasó por alto la negativa de Esquerra y PDeCAT a sentarse a negociar si no se dan pasos para mejorar la situación procesal de sus dirigentes presos a cuenta del 'procés'. El clavo ardiente al que se ha agarrado Unidos Podemos es el marcado carácter social de su acuerdo presupuestario con el Gobierno, un pacto que, se ha repetido desde el partido morado, beneficiaría también a millones de catalanes tras años de recortes. Pero los soberanistas no han dado su brazo a torcer, ni siquiera la izquierdista Esquerra. Por eso el líder podemista lamentó que desde las fuerzas secesionistas no se haya interiorizado la necesidad de mantener «una estrategia más pragmática».

Con este panorama, para Iglesias la mayoría que permitió derribar a Mariano Rajoy con una moción de censura está «rota». Y eso que el pasado jueves las formaciones que propiciaron la salida del popular de la Moncloa volvieron a unir fuerzas para avanzar en la reforma de la Ley Estabilidad o en la de la ley hipotecaría para que los bancos se hagan cargo de este impuesto.

Sin capacidad para aprobar los Presupuestos, el gobernar por decreto, como ha avanzado que pretende hacer Sánchez, es inviable, opinó el líder de Podemos ante la plana mayor de su partido. No obstante, del Consejo Ciudadano salió el compromiso de apoyar aquellos decretos que beneficien a la ciudadanía en caso de que el presidente persista en mantener la legislatura con vida.

Más información:

 

Fotos

Vídeos