El Gobierno acusa a PP y Ciudadanos de «abonar la crispación» política

La ministra de Educación y Portavoz del Gobierno, Isabel Celaá. /Efe
La ministra de Educación y Portavoz del Gobierno, Isabel Celaá. / Efe

Exculpa a Esquerra y asegura que aún «hay tiempo» para presentar los Presupuestos

María Eugenia Alonso
MARÍA EUGENIA ALONSOMadrid

«Al Gobierno no le escupe nadie». La portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, salió al paso de la acusación formulada por el líder del PP, Pablo Casado, quien afirmó en un un acto electoral en Almería que «les escupen porque no son fiables» ni para sus socios independentistas. Celaá arremetió contra el jefe de la oposición al considerar sus palabras otra «ofensa inmerecida» y acusó a PP y Ciudadanos de estar «abonando claramente» la crispación en el Congreso.

Desde que Pedro Sánchez se instaló el pasado junio en La Moncloa, los decibelios en el debate político han ido en aumento. En el Gobierno apuntan directamente a los dos partidos de centroderecha como culpables de la escalada de tensión verbal en el hemiciclo y les acusan, incluso, de no poder contar con ellos para temas de Estado como el 'brexit'. Ni rastro de crítica a Esquerra.

 Aunque la ministra de Educación calificó de «espectáculo bochornoso» la sesión de control del miércoles, trató de minimizar el ataque sufrido por su ministro de Exteriores, Josep Borrell, por parte de dos diputados republicanos. «No sé si le escupió o hizo amago de escupir porque yo estaba de espalda», advirtió Celaá, al tiempo que le pareció «insignificante» este hecho, ya que lo importante, a su juicio, son los «insultos».

En La Moncloa creen que eso no debe afectar a las relaciones de los dos socios parlamentarios porque cuando Casado tildó a Sánchez de «golpista» éste rompió relaciones con él, no con el PP en su conjunto. El Ejecutivo socialista trata de evitar así la confrontación con Esquerra a la que necesita para sacar adelante los Presupuestos. Celaá aseguró, tras la reunión semanal del Consejo de Ministros, que no han tirado la toalla y siguen trabajando en busca del acuerdo con el resto de grupos. «Máxime», subrayó, a la vista de que si hay prórroga presupuestaria España se alejará mucho más de los niveles de déficit y deuda que exige Bruselas. Aunque reconoció que, al menos de momento, no han conseguido el respaldo de ninguna otra formación a parte de Podemos.

La ministra no quiso fijar una fecha. «En principio», dijo, «tenemos todo diciembre». Pero además, recordó Celaá, el Gobierno de Mariano Rajoy no presentó su proyecto presupuestario para 2018 hasta abril. «Hay tiempo. Debemos de aprovecharlo», zanjó la portavoz.

Más información

 

Fotos

Vídeos