Inteligencia artificial para detectar las mentiras en comisaría

Un agente consulta la base de datos de denuncias./R.C.
Un agente consulta la base de datos de denuncias. / R.C.

La Policía Nacional lanza una aplicación 'made in Spain' que identifica las denuncias falsas con un 90% de fiabilidad

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

Son la pesadilla recurrente en todas las comisarías de España. Las denuncias falsas hacen perder cantidades ingentes de tiempo y recursos a los investigadores, no solo porque hay emplear mucho esfuerzo para discernir entre los casos que son verdad o son mentira, sino porque además, en muchas ocasiones, estas falacias derivan, a su vez, en nuevos procedimientos penales contra el denunciante fraudulento.

Los expertos del Ministerio del Interior estiman que cerca del 70% de las denuncias que se presentan en España por robo con violencia y/o intimidación (atracos) o por tirón son mentira. Esta práctica fraudulenta, que se ha extendido con la última crisis económica, habitualmente se usa para intentar estafar al seguro, aunque hay ludópatas, adictos a las drogas o habituales de prostíbulos que recurren a estas falsas denuncias para tratar de encubrir sus gastos.

Tras años de estudios, los técnicos de la Policía Nacional creen haber encontrado la solución a esta oleada de falsas denuncias. Se llama Veripol y esta semana ha comenzado a implantarse en todas las comisaría del país. Es una aplicación informática que, según el Ministerio del Interior, es capaz de detectar las denuncias falsas en los casos de atracos o tirones con un 90% de fiabilidad, un porcentaje muy superior al 75% que alcanzan los policías más avezados en este campo. Todo ello sin necesidad de hacer perder el tiempo a los funcionarios.

Básicamente, este programa discierne entre la verdad y la mentira analizando simplemente el texto de la denuncia policial. La herramienta emite un veredicto, que en cualquier caso debe ser ratificado por un agente, basándose en tres aspectos principales: el modus operandi de la supuesta agresión, morfosintaxis de la denuncia y cantidad de detalles que ofrece el denunciante. Interior no ha querido facilitar más detalles sobre cómo analiza Veripol esos parámetros para no dar pistas a futuros impostores.

Pruebas exitosas

Los estudios previos, destacan los técnicos de Interior, han avalado la fiabilidad de Veripol mucho más allá de lo que esperaban sus propios creadores. Su primera prueba de fuego fue analizar 1.122 denuncias reales por robo con violencia e intimidación y robo con hurto presentadas en España en 2015. La base incluía 534 denuncias verdaderas y 588 falsas, sin más datos adicionales, que habían sido seleccionadas por un funcionario especialista en detección de mentiras en comisaría. Veripol acertó en el 90% de los casos.

Antes de su implantación en todas las comisarías esta semana, Interior hizo una prueba piloto en junio del pasado año en las jefaturas de Murcia y Málaga. Las proporciones de acierto fueron de 81,58% en la primera provincia y 84,78% en la segunda.

La Policía Nacional, que asegura que es una herramienta sin precedentes en el mundo criminal, no descarta exportar en breve Veripol a otros cuerpos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos