Joan Tardà abandona el Congreso y no repetirá en las listas de ERC

«Es un gran activo para la construcción de la república», según Esquerra

CRISTIAN REINO

El actual portavoz de Esquerra en el Congreso, Joan Tardà, no repetirá como cabeza de lista de la formación republicana en las próximas elecciones generales. Tardà, que lleva 15 años en el Parlamento español, abandona la política española. Está por ver cuál será su próximo destino. La portavoz de ERC, Marta Vilalta, no lo ha querido confirmar, pero esta mañana, Gabriel Rufián, compañero de Tardà en la bancada republicana en el Congreso, ha señalado que «el Parlament espera» al parlamentario independentista, dando a entender su paso a la política catalana.

«El compañero Tardà nos ha comunicado esta mañana su intención de no seguir como candidato y diputado», ha señalado Vilalta. «Es un gran activo para ERC y lo seguirá siendo para la construcción de la república», ha rematado.

El actual portavoz de ERC en el Congreso es de Cornellà de Llobregat (Barcelona). Fue profesor de catalán en un instituto de secundaria. Formó parte del primer ayuntamiento democrático de su municipio en 1979, elegido como independiente en la candidatura del PSUC, y formó parte de la organización política Nacionalistes de Esquerra. Desde 2004 es diputado en el Congreso.

La portavoz de ERC no ha querido precisar qué cargo desempeñará a partir de ahora el dirigente republicano. Y aunque ha apuntado motivos personales, ha señalado que tendrá que será él quien explique los motivos de su adiós al Congreso y será él también quien comunique sus planes de futuro.

Con la marcha de Tardà, se abre una incógnita en ERC. En principio, a finales de esta semana podrían darse a conocer las listas republicanas, pero se da por hecho que Gabriel Rufián será el número uno y Elisenda Alamany, exportavoz de los comunes en la Cámara catalana se presentará como número dos para tratar de 'pescar' voto de la izquierda de la órbita de Colau. El que está por decidir es quién será el jefe de filas de ERC en el Congreso, en una legislatura en la que la cuestión catalana volverá a estar en el centro del debate español. Una figura clave, según admiten fuentes republicanas.