La Guardia Civil explica cómo mató Ana Julia a Gabriel y desmonta su versión

Protesta al paso del furgón policial que traslada a Ana Julia tras declarar ante el juez. / Efe

Los jefes de la investigación revelan que las acusaciones contra la detenida apuntan a la premeditación y alevosía, puesto que las imputaciones formales que han hecho son «detención ilegal» y «asesinato», no homicidio

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

Primeros datos oficiales de la Operación Nemo sobre el asesinato del niño Gabriel Cruz. «No tenemos indicios para pensar que haya terceras personas implicadas. Para nosotros la autoría es de Ana y lo hace siempre sola», ha apuntado en rueda de prensa el teniente coronel jefe accidental de la Comandancia de la Guardia Civil de Almería, José Hernández Mosquera.

El otro dato relevante, por el momento, apuntado por Hernández es que «el cuerpo ha permanecido todo el tiempo en el mismo sitio», es decir, enterrado en la finca familiar de Rodalquilar, en el mismo lugar donde Ana Julia Quezada mató al niño el pasado 27 de febrero el día de su desaparición.

Juan Jesús Reina, comandante jefe de la UCO, por su parte ha dejado claro que la Guardia Civil no se cree en absoluto la versión de Ana Julia de que fue el niño el que la insultó y la intentó atacar con un hacha en la finca y que ella actuó casi en defensa propia. «Gabriel en ningún momento pudo hacer esos comentarios. Le educaron en el amor y en el respeto a los demás», ha apuntado Reina, que ha afirmado que los investigadores están «convencidos» de que tienen la «carga de prueba» suficiente para desmontar la versión de la asesina.

«Nuestra obsesión era encontrar a Gabriel con vida», ha apuntado Reina, dejando claro que esta obsesión de los investigadores ralentizó las pesquisas sobre Ana Julia, hasta el punto de que pensaron que podía haber un móvil económico, ya que la asesina tenía una «actitud extraña» cada vez que se hablaba de la posibilidad de una recompensa. «Para nosotros desde un punto de vista policial era una persona con cierta ambición económica», ha señalado el responsable de la UCO, que ha insistido que esa tesis del secuestro por motivos económicos ha estado viva hasta el final. «Hasta el último momento», ha recalcado Juan Jesús Reina.

Reina ha revelado que las acusaciones contra Quezada son las más graves y que apuntan a la premeditación y alevosía, puesto que las imputaciones formales que han hecho contra la detenida son «detención ilegal» (secuestro) y «asesinato» (no homicidio). «Ana Julia es una persona con una frialdad máxima, posesiva, egocéntrica y bastante manipuladora», ha explicado el responsable de la UCO.

«Desde un principio, las líneas de investigación se enfocan a la familia. La figura de Ana ya la teníamos estudiada. Sabíamos de su pasado en Burgos. La aparición de la camiseta es un punto fundamental. Ana es sometida durante varios días a un seguimiento y vemos que con frecuencia, pero siempre acompañada se desplaza a la finca de Rodalquilar. Esa vivienda había sido inspeccionada por la familia», ha abundado el jefe de la comandancia de Almería sobre la detenida.

Los responsables de la operación, además, han confirmado que Ana Julia probablemente tiró la camiseta del niño en las cercanías de la depuradora de Las Negras, muy lejos de la finca de Rodalquilar, no solo para despistar, sino para intentar implicar a su exnovio, y con el que había acabado discutiendo hace meses y que vive a solo 300 metros de ese lugar.

«Hemos demostrado que Ana Julia ha actuado siempre dentro de una farsa, ante la familia y los medios. Era su forma de intentar desviar la atención hacia ella», ha apuntado Reina.

El comandante jefe de la UCO ha insistido en que desde el principio pusieron su foco en la ciudadana dominicana por el «cúmulo de incongruencias y movimientos extraños, particularmente la aparición de la camiseta. Mantiene continuas mentiras que le son detectadas, perdió los móviles, contradicciones continuas…»

«Sabemos que tuvo la posibilidad física y temporal - para matar al niño y volver a Las Hortichuelas - porque estuvo dos horas fuera de la casa de la abuela», ha apostillado Juan José Reina.

Los responsables del operativo, preguntados por el móvil del crimen, han dejado entender, sin llegar a decirlo, que podrían ser los celos. «Solo podemos decir que para Ángel, Gabriel era lo primero. Era lo más importante. Cualquier hora, cualquier fin de semana libre se lo dedicaba a él», ha apuntado el responsable de la UCO.

Más información

 

Fotos

Vídeos