Sánchez no duda de que se reunirá con Torra

El presidente de la Generalitat, Quim Torra. / EFE

Esquerra y JxCat también presionan para que se produzca el encuentro y se hable del derecho de autodeterminaciòn

RAMÓN GORRIARÁN MadridCRISTIAN REINO Barcelona

Mientras Quim Torra calibra los pros y las contras de reunirse con Pedro Sánchez, el presidente del Gobierno no tiene dudas de que el encuentro se producirá el viernes y con normalidad. Aunque no hay confirmacón oficial para la cita porque el presidente de la Generalitat no ha dado aún su parecer, en la Moncloa dan por hecho el encuentro y en el formato de los dos presidentes en solitario que exigió Sánchez. Pero todo depende de lo que diga Torra, reconocieron fuentes cercanas al presidente del Gobierno.

La vicepresidenta, Carmen Calvo, y la ministra Meritxell Batet continuaron ayer con el intercambio de mensajes con el vicepresidente Pere Aragonès y la consejera Elsa Artadi para cerrar la reunión y su agenda. La titular de Política Territorial señaló que «hay tiempo» para limar las diferencias que persisten, pero también se mostró optimista.

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, discrepó con los reparos independentistas sobre un encuentro protocolario porque el diálogo entre dos presidentes siempre «es político» porque representan «a dos instituciones democráticas y legítimas». La ausencia de ese diálogo, añadió, «es la negación de la política».

Las presiones para que celebre la reunión también surgieron de JxCat y Esquerra, que avalaron hoy el encuentro y pidieron al presidente de la Generalitat que dé una oportunidad al diálogo. «Si la ministra Batet dice que depende del presidente de la Generalitat que haya reunión, pues la habrá», afirmó el portavoz neoconvergente, Eduard Pujol.

'Comecocos'

Sería «muy buena noticia» que Sánchez y Torra vuelvan a reunirse, apuntó el portavoz, aunque señaló que prefiere una cumbre de gobierno a gobierno que reconozca a Cataluña como sujeto político». Hablar del derecho de autodeterminación «no debe asustar, no es un 'comecocos'», dijo.

Esquerra también avala el encuentro pero a diferencia de sus socios no entra en si el formato debe implicar una reunión entre presidentes o si debería ser un encuentro de tres a tres o de los gobiernos en su conjunto. «Si quieren dialogar que vengan, pero no de la manera que lo han hecho hasta ahora. Que rompan con el discurso de la extrema derecha y se sienten a negociar para hacer un referéndum de autodeterminación», reclamó la portavoz republicana, Marta Vilalta, que criticó al Gobierno porque «no está generando un clima para el diálogo».

Ambas formaciones critican al Gobierno por celebrar el Consejo de Ministros en Barcelona el 21 de diciembre, una fecha que consideran símbolica por cumplirse un año desde las últimas elecciones catalanas. «Es irresponsable», según Esquerra. Para JxCat es una «provocación». Ambas formaciones llamaron a la ciudadanía a sumarse el viernes por la tarde a la manifestación convocada por ANC y Ómnium, y evitaron apoyar la concentración que los CDR han convocado junto a la Llotja de Mar (donde se reunirá el Consejo de Ministros), el viernes por la mañana.

Más información