142 detenidos y 73 registros en la operación contra la mafia armenia

Los Mossos d'Esquadra trasladan del domicilio en la calle Torrent d'en Grau de Badalona (Barcelona), a uno de los detenidos durante la operación policial. /Toni Albir (Efe)
Los Mossos d'Esquadra trasladan del domicilio en la calle Torrent d'en Grau de Badalona (Barcelona), a uno de los detenidos durante la operación policial. / Toni Albir (Efe)

El operativo conjunto de Policía Nacional y Mossos incluye la detención de más de un centenar de personas

AGENCIASMadrid / Barcelona

Agentes de la Policía Nacional y de los Mossos d´Esquadra están desarrollando durante este martes una operación conjunta contra una de las mayores organizaciones criminales de origen armenio asentadas en Europa. Más de 1.000 agentes de ambos cuerpos policiales participan en un operativo sin precedentes en el que se prevé detener a 142 individuos y practicar 73 entradas y registros en inmuebles de Madrid, Barcelona, Valencia, Alicante, Albacete, Elche y Cartagena. El dispositivo cuenta con la colaboración de Interpol y Europol que han trasladado hasta nuestro país siete agentes y tres oficinas móviles instaladas en Barcelona, Valencia y Alicante para analizar todos los datos obtenidos en la operación policial.

La investigación se inicio a principios del pasado año 2016 a consecuencia del doble asesinato de dos ciudadanos georgianos vinculados a la organización criminal liderada por el «ladron en ley» Kakhaber SUSHANSHVILI, creándose al efecto un equipo conjunto de investigación integrado por funcionarios de la Policía Nacional y de los Mossos d´Esquadra. Todo ello bajo la dirección del Juzgado de Instrucción número 2 de Terrassa (Barcelona) y la coordinación de la Fiscalía Especial Contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada.

A lo largo de esta investigación, se ha podido comprobar la existencia de una amplia organización criminal asentada en todo el territorio nacional de carácter internacional dedicada a una multitud de actividades delictivas, especialmente robos con fuerza en vehículos, trafico de drogas, contrabando de tabaco, corrupción en apuestas deportivas. etc.

Vista la amplitud y el alcance de la organización, los agentes decidieron dividir la investigación en dos grandes fases. La primera se desarrolló el pasado 28 de noviembre de 2017 y se desarticuló un entramado criminal asociado a la organización criminal liderada por el Vor v Zakone Kakhaber SUSHANSHVILI. Se realizaron más de 30 detenidos de origen georgiano y 14 diligencias de entrada y registro de domicilios y empresas y establecimientos asociados a la organización.

Entre los detenidos cabe destacar que se encuentran 6 importantes líderes criminales catalogados con rango de Vor v Zakone o «Ladron en Ley» (máximas autoridades criminales en los países que formaban la extinta Unión Soviética).

Simultáneamente, el juzgado ha procedido a la emisión de cinco órdenes internacionales de detención y entrega y al bloqueo de numerosas cuentas corrientes y el embargo de bienes muebles e inmuebles.

Los integrantes de esta organización criminal armenia se dividían en dos grandes facciones enfrentadas entre ellas y lideradas cada una de ellas por un Vor v Zakone (ladrón en ley) de alto rango, quienes a su vez se erigían como jefes de otros Vor establecidos en diferentes provincias españolas y en países extranjeros.

Dichos Vor, junto con sus hombres de confianza, dirigían con mano de hierro a una multitud de miembros dedicados a distintas actividades delictivas, tales como el tráfico de drogas y armas, tráfico ilícito de vehículos sustraídos, robos en domicilios, contrabando de tabaco, receptación de joyería, corrupción en apuestas deportivas, sobornos o extorsiones.

Obschak, caja común de la organización criminal

Parte de los beneficios obtenidos por estos clanes criminales eran aportados en forma de donación o impuesto a una caja común, denominada obschak. Los jefes mafiosos ordenaban amedrentar mediante agresiones a quienes no quisieran contribuir con la mencionada obschak, e incluso llegaron a ordenar la muerte de dos integrantes, hechos que fueron frustrados por los investigadores al incautar el arma de fuego que iba dirigida a tales efectos.

La red criminal contaba con la colaboración de otros líderes criminales asentados en diferentes países de Europa, quienes a su vez también recibían su sustento económico. Para llevar a cabo este flujo de capital ilícito, los miembros de la organización con cargos intermedios o superiores, utilizaban a integrantes de menor rango para recibir y enviar el dinero a través de empresas especializadas o hacer entrega en mano a los grandes líderes. A su vez, los diferentes Vor gestionaban el capital ilícito con el fin de realizar inversiones patrimoniales o compras de material subastado para venderlo en el extranjero y así blanquear los beneficios.

 

Fotos

Vídeos