Los CDR se manifiestan ante las sedes de los «traidores» y «cobardes» de ERC y el PDeCAT

Manifestación de los CDR en Barcelona/EFE
Manifestación de los CDR en Barcelona / EFE

Los asistentes protestaron contra las actuaciones de los Mossos contra los secesionistas

Barcelona

El independentismo está muy desorientado ante la falta de una estrategia conjunta. Y cada día que pasa, es mayor la sensación de que cada uno empieza a hacer la guerra por su cuenta. Mientras Oriol Junqueras y Pablo Iglesias se reunían en la cárcel de Lledoners (Barcelona) esta tarde, dos centenares de independentistas se han manifestado ante las sedes del PDeCAT y Esquerra. La convocatoria la habían realizado los comités de defensa de la república (CDR), que consideran que los dos partidos secesionistas no están comprometidos con hacer efectiva la república. «República o dimisión. El pueblo os pasará por encima«, expresaba la pancarta que han exhibido ante la sede de la formación heredera de CDC. «Desobedeced o dimitid», «El pueblo manda, el Govern obedece», han sido los gritos más escuchados.

Pero también las acusaciones de 'botiflers' (traidores-colaboracionistas con el Estado). Los CDR, muy indignados con el Gobierno catalán tras las últimas operaciones policiales (los días 29-S y 1-O) en que los Mossos cargaron contra los secesionistas, han pedido la dimisión de Quim Torra y el consejero Miquel Buch. «El pueblo ha decidido república. Apartad, que vendrán otros. Si este Govern no es capaz de cumplir con sus obligaciones, lo hará el pueblo. Así lo votamos el 1-O», han mantenido los CDR. La misma escena se ha vivido ante la sede de Esquerra, partido al que los independentistas más radicales acusan de haber renunciado a la vía unilateral y a la desobediencia. «Cobardes a casa», han vociferado.

Las manifestaciones de los CDR se han producido días después de la ruptura entre ERC y JxCat en la Cámara catalana, cuya consecuencia fue la pérdida de la mayoría absoluta. El independentismo está dividido tras el colapso del proceso. La CUP, mientras, debatirá mañana cuál será su posición en la oposición que ejercerá a Quim Torra a partir de ahora. Debaten entre pedir su dimisión o incluso abandonar sus cuatro escaños. Clima de enfrentamiento entre el secesionismo, que Carles Puigdemont quería citar a una cumbre unitaria el lunes en Bruselas y ha tenido que cancelar. Al final, el encuentro será solo entre el actual presidente de la Generalitat y el expresident.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos