Marina Albiol dimite como portavoz por la inacción de IU ante un caso de acoso

La eurodiputada Marina Albiol./Archivo
La eurodiputada Marina Albiol. / Archivo

La eurodiputada ha hecho llegar su renuncia por carta al coordinador general de IU, Alberto Garzón

EFEEstrasburgo

La eurodiputada de Izquierda Unida, Marina Albiol (Castellón, 1982), ha presentado este jueves su dimisión como portavoz de la formación en la Eurocámara por la inacción de la dirección a la hora de hacer frente a varios posibles casos de acoso por parte de otros diputados, a los que no nombra.

Albiol ha hecho llegar su renuncia por carta al coordinador general de IU, Alberto Garzón. En esa misiva, la política explica que toma la decisión tras no recibir respuesta a dos comunicaciones a los responsables de Política Internacional y Organización para denunciar el «acoso moral, laboral y físico que estaba sufriendo por parte de los eurodiputados/as».

«La dirección podría haber iniciado de oficio un expediente sancionador ante el conocimiento de hechos tan graves, pero no ha sido así», se ha lamentado Albiol en dicha misiva. Además, añade que «no ha habido ningún tipo de sanción y se ha instado a los trabajadores a continuar trabajando con estas personas».

Por todo ello, ha concluido la eurodiputada, «al no compartir estas actuaciones, que contravienen los principios más básicos de una organización de izquierdas, he decidido dimitir como portavoz».

Cursos contra el acoso

De la delegación de IU en la Eurocámara forman parte, además de Albiol, Javier Couso, Paloma López y Ángela Vallina. La eurodiputada Lidia Senra inició la legislatura siendo parte de la delegación de IU, pero hace algo más de un año la abandonó para ser independiente.

Fuentes cercanas a Albiol dijeron que la eurodiputada valenciana no quiere hacer más declaraciones además de la carta enviada a la dirección de IU.

Precisamente este miércoles, la Eurocámara anunciaba la creación de cursos piloto contra el acoso en la institución, entre otras medidas puestas en marcha en los últimos meses que incluían mayor presencia de profesionales externos para evaluar este tipo de casos, en los que los asistentes parlamentarios, especialmente, se encuentran en situación vulnerable si el acosador es un eurodiputado.

 

Fotos

Vídeos