Una fallecida por los disparos de la Marina marroquí contra una patera pilotada por un español

Las autoridades señalaron que cuatro migrantes resultaron heridos, incluida una marroquí que posteriormente murió a causa de sus heridas

COLPISA / AFPRabat (Marruecos)

La Marina Real marroquí abrió fuego este martes contra un barco de migrantes pilotado por un español en el mar Mediterráneo que no respondió a sus advertencias, matando a una marroquí de 22 años e hiriendo a tres personas, informaron las autoridades locales.

La Marina se vio «obligada» a abrir fuego contra un 'go fast' (bote a motor muy rápido), pilotado por un español que «se negó a obedecer advertencias en aguas marroquíes», en las costas frente a M'diq-Fnideq (norte).

Cuatro migrantes que se encontraban a bordo resultaron heridos, incluida una marroquí que posteriormente murió a causa de sus heridas, precisó un representante de las autoridades locales contactado por la AFP. «Viajaban acostados y no eran visibles», según la misma fuente.

La persona fallecida tenía 22 años y era originaria de Tetuán, declaró a la AFP el presidente del Observatorio del Norte para los Derechos Humanos, Mohamed Benaïssa, basado en Castillejos. Otros dos heridos son originarios de la misma ciudad, precisó. El tercer herido procede de Alhucemas, capital regional del Rif, y se encuentra en «estado crítico, con el brazo amputado» y fue transferido a Rabat, explicó Benaïssa. En total, unas «25 personas navegaban a bordo de la embarcación, incluidos los traficantes, que son españoles», subrayó.

Fuentes diplomáticas confirmaron a Efe que los dos españoles que tripulaban la lancha rápida salieron ilesos del suceso y se encuentran detenidos por la policía marroquí. El piloto español implicado en este incidente, cuya identidad responde a las iniciales J. D. Q., cuenta con numerosos antecedentes como autor de 25 delitos, ocho faltas, 16 detenciones y dos imputaciones, según han informado a Europa Press fuentes de la Guardia Civil. Entre otros, cuenta con antecedentes por violencia de género -Sistema de Seguimiento Integral en los casos de Violencia de Género (Viogen)- con prohibición de acercarse a la victima desde el pasado mes de febrero y aún en vigor.

Desde inicios de 2018, España registró más de 38.000 llegadas por vía marítima y terrestre, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). Las autoridades marroquíes indicaron por su parte que desde enero hicieron abortar 54.000 tentativas de cruce hacia la Unión Europea.

A finales de agosto de 2018, en estos intentos de travesía se habían visto implicados 7.100 marroquíes, según datos presentados el jueves pasado por el portavoz del gobierno marroquí. Las autoridades del reino norteafricano recientemente «reforzaron las medidas de control e instalaron barreras a la entrada de las ciudades costeras del norte», dijo este martes a la AFP el presidente del Observatorio del Norte para los Derechos Humanos, Mohamed Benaïssa.

Desde inicios de septiembre, las redes sociales están inundadas en Marruecos de viíeos que muestran a jóvenes rumbo a España a bordo de barcas neumáticas. Marruecos está marcado por las grandes desigualdades sociales y territoriales, además de la elevada tasa de desempleo entre los jóvenes.

Estos, que representan un tercio de la población, están especialmente afectados por la exclusión social, con un 27,5% de las personas de entre 15 y 24 años -esto es, casi 1,7 millones de personas- fuera del sistema escolar y sin empleo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos