La CUP se plantea concurrir por primera vez a las elecciones generales

Los exdiputados de la CUP Eulàlia Reguant y Antonio Baños (2i) a su llegada al Tribunal Supremo. /Efe
Los exdiputados de la CUP Eulàlia Reguant y Antonio Baños (2i) a su llegada al Tribunal Supremo. / Efe

Los anticapitalistas decidirán el 10 de marzo si se presentan o no | La formación recauda 25.000 euros de donaciones particulares para hacer frente a las multas de Baños y Reguant

CRISTIAN REINOBarcelona

La actuación de este miércoles de Antonio Baños y de Eulalia Reguant en el Tribunal Supremo, en que fueron expulsados de la sala y multados por negarse a responder las preguntas de la acusación de Vox, podría convertirse en la primera acción de campaña de la CUP de cara a las elecciones generales del 28 de abril. La formación anticapitalista ha convocado un consejo político extraordinario para el próximo 10 marzo en el que decidirá si concurre o no a los comicios españoles. Sería la primera vez que la CUP se presenta a unas elecciones generales. De hecho, el ámbito político de los antisistema de la izquierda radical independentista siempre ha sido el municipal. La CUP nació en 1986 y hasta 2012 no se presentó a las elecciones catalanas. En su primera cita autonómica obtuvo 3 diputados. En 2015 alcanzaron los 10 escaños y fueron decisivos para la investidura del presidente de la Generalitat, pues vetaron a Artur Mas y provocaron que Junts pel Sí tuviera que cambiar de candidato y optara por Carles Puigdemont. En 2017, obtuvieron cuatro parlamentarios.

Según la CUP, la coyuntura política actual está marcada por la «excepcionalidad democrática», la «vulneración de derechos fundamentales», «la intervenciones en el autogobierno», «miles de represaliados, encarcelamientos y exilios». «Abriremos un debate táctico entre la militancia para abordar si hemos de convertirnos en un agente activo en España y bajo qué formato», según ha anunciado el partido secesionista en un comunicado. La extrema izquierda secesionista siempre ha optado por no participar en las elecciones españolas, en las que suele defender la abstención entre su militancia. Pero ahora se plantea acudir al Congreso -si sus eventuales candidatos salen elegidos-, pues cree que el ejercicio del derecho a la autodeterminación es el elemento fundamental de confrontación democrática contra el Estado y considera que debería reivindicarse más allá de Cataluña. De presentarse, está por ver cómo afecta en el mapa político catalán. En principio, los principales damnificados podrían ser Esquerra, que lidera todas las encuestas a nivel catalán, y también los Comunes, que fueron la fuerza que se impuso en Cataluña en las últimas elecciones generales.

La CUP recauda 25.000 euros de donaciones particulares para hacer frente a las multas de Baños y Reguant

Antonio Baños y Eulalia Reguant no tendrán que pagar de su bolsillo la multa de 2.500 euros que les impuso a cada uno el juez Manuel Marchena por negarse a responder a la acusación de Vox durante sus comparecencias en el juicio contra los líderes del 'procés'. La CUP ha anunciado este jueves que ha recaudado unos 25.000 euros en menos de 24 horas procedentes de donaciones particulares. Los anticapitalistas hablan de «caja de resistencia» para hacer frente a las causas que sus dirigentes tienen abiertas por lo que a su juicio es la «represión del estado contra el movimiento popular catalán».

Manuel Marchena impuso multas de 2.500 euros contra Reguant y Baños por negarse a declarar ante las preguntas de Vox y les dio un plazo de 5 días para «recapacitar» antes de interponer una denuncia por «desobediencia grave». Fuentes de la CUP han señalado que Eulàlia Reguant no ha recibido ninguna comunicación oficial al respecto, si bien los equipos jurídicos de la organización ya se han puesto a trabajar en la posible causa penal. La ex diputada y actual concejala anticapitalista en el Ayuntamiento de Barcelona, a través de Twitter, ha afirmado que su voluntad es la de poder responder como testigo a las preguntas que puedan formular desde las fiscalía, la abogacía del Estado y las defensas, pero ha considerado que contestar a Vox sería legitimar a la extrema derecha.

Baños, por su parte, ha defendido en TV-3 su negativa a responder a los abogados de la formación y se ha mostrado dispuesto a aceptar las consecuencias judiciales que se deriven. El exdiputado de la CUP ha justificado su actuación pensando en la opinión pública europea. «Europa tiene que saber que quien acusa es un fascista», ha apuntado.

Más información