El PP desautoriza a Díaz Ayuso y anuncia que «dificultará» la investidura de Sánchez

El secretario general del Partido Popular, Teodoro García Egea, se dirige a los medios. / EP

Ciudadanos también anuncia que en ningún caso habrá una abstención de su partido que permita la reelección del presidente del Gobierno

RAMÓN GORRIARÁN y MARÍA EUGENIA ALONSOMadrid

El PP y Ciudadanos siguen enrocados en su no a Pedro Sánchez. Ninguna de las dos formaciones va a facilitar la investidura del socialista ni con la abstención ni con nada. «La vamos a dificultar», anunció este lunes el secretario general de los populares, Teodoro García-Egea. «En ningún caso va a contar con nuestro voto o con nuestra abstención», remarcó el número dos de los liberales, José Manuel Villegas. Esa es la posición que van a trasladar Pablo Casado y Albert Rivera al líder del PSOE en la reunión que ambos mantendrán mañana por separado.

La dirección del PP insiste en que la pelota no esta en su tejado y que su postura es inamovible, desautorizando así a la candidata a presidir la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, después de que ésta declarase que era partidaria de la abstención de su partido para impedir que el Gobierno dependa de los independentistas. «No es no», remató García-Egea parafraseando al propio Sánchez, quien en 2016 se negó a investir a Mariano Rajoy.

El secretario general del PP, para reafirmar su planteamiento, sugirió al líder socialista que «llame a la puerta de los que le hicieron presidente» en la moción de censura, es decir Esquerra y Junts per Catalunya, entre otras formaciones. Apoyos muy criticados en su momento por el PP y que han sido la columna vertebral de la oposición de los populares y también de Ciudadanos.

En la formación liberal rechazan sentirse presionados por los llamamientos del Gobierno para que se abstengan. Y avisan de que no levantarán el cordón sanitario que impusieron a Sánchez durante la campaña electoral y que consiguieron rentabilizar en las urnas. Incluso Rivera le trasladó al propio presidente en su encuentro de hace un mes en Moncloa que no podría contar en ningún modo con su colaboración. «Ni por activa, ni por pasiva», le dijo el catalán. Y el mensaje y el tono se mantienen. «Vamos a respetar ese compromiso», aseveró Villegas.

Más información: