PSOE y Unidos Podemos se unen para facilitar el voto exterior

La portavoz parlamentaria de Unidos Podemos, Irene Montero./efe
La portavoz parlamentaria de Unidos Podemos, Irene Montero. / efe

Han registrado una proposición para derogar la reforma de 2011 que complicó al máximo los trámites para ejercer el derecho al sufragio

Ander Azpiroz
ANDER AZPIROZMadrid

El PSOE y Unidos Podemos han unido fuerzas en el Congreso para que se tramite de urgencia una proposición de ley para derogar el voto rogado, como se denomina al sistema para el sufragio de los españoles que residen en el exterior. Todo apunta a que la iniciativa saldrá adelante ya que existe casi unanimidad entre las fuerzas políticas s obre las serias dificultades que presenta el voto rogado -solo el PP se ha mostrado por el momento distante a dar su apoyo al tener una apuesta propia-, la fórmula aprobada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en 2011. El propio PSOE reconoció después su error con la modificación.

Las complicaciones en cada una de las elecciones posteriores han sido evidentes para los emigrantes españoles que han pretendido participar en dichos comicios. Según explica la cofundadora de Podemos y socióloga Carolina Bescansa, «la propia dificultad del trámite y la imposibilidad de servicios postales de numerosos países para cumplir los plazos establecidos desembocó en las tasas de participación más bajas de la historia». Bescansa destaca que ésta se desplomó de un 20%-30% del censo a apenas un 2-4% tras 2011.

El objetivo, recalcó Irene Montero este viernes, es que la proposición sea aprobada antes de las municipales, autonómicas y europeas del próximo mayo. «Para Podemos la derogación de aquella medida ha sido siempre una prioridad, máxime cuando nuestro país ha sufrido un verdadero éxodo juvenil, y cuando el resultado de las urnas puede determinar sus posibilidades de retorno», justificó Montero.

 

Fotos

Vídeos