Rajoy a Aznar: «El centro derecha no hay que reconstruirlo»

Rajoy y Aznar en 2011./
Rajoy y Aznar en 2011.

El expresidente decidirá «pronto» cuándo deja su escaño en el Congreso y reclama que el PP salga «unido» del proceso de sucesión

Nuria Vega
NURIA VEGAMadrid

Cuando se despidió ayer ante el Comité Ejecutivo Nacional del PP, sólo quedó una cuestión por resolver sobre su futuro inmediato. ¿Conservará Mariano Rajoy el escaño en el Congreso? El todavía presidente de los populares asegura que lo decidirá «pronto», pero ya avanza que su intención es «abandonar la política de manera definitiva» tras una vida de «enorme intensidad». «Creo que no tiene sentido permanecer más tiempo aquí», ha reconocido.

No se lo pondrá difícil a los suyos. En primer lugar, ha optado por no tutelar el proceso de sucesión. Y en el papel de líder en funciones, ni se pronuncia sobre posibles relevos ni reflexiona sobre si es preferible que el PP tenga más de un candidato que pugne por la presidencia. «Lo importante es que del congreso el partido salga unido; (…) si se mantiene la unidad las cosas van a ir bien», ha defendido en una entrevista en la Cadena Cope.

Más información

En el PP reconocen que el presidente está siendo especialmente cuidadoso en no seguir los pasos de José María Aznar, que en los últimos años no se ha ahorrado críticas sobre la forma de actuar del partido hasta el punto de distanciarse de la formación conservadora. «Mi papel ahora no es dar lecciones ni instrucciones, porque puede ocurrir que no me hagan caso o que dejen de tomarme en serio, cosa que no me gustaría», ha espetado Rajoy. En todo caso, sí ha replicado a su antecesor que «el centro derecha no hay que reconstruirlo». «El partido del centro derecha en España es el PP, que tiene 137 escaños, es decir tiene 50 escaños mas que el segundo, el PSOE, y ha ganado todas las últimas elecciones generales», ha reivindicado.

De hecho, el aval de las urnas sigue siendo el consuelo de Rajoy, que insiste en que es la Cámara la que le ha retirado su confianza y no los ciudadanos. El resultado de la moción de censura lo acepta como algo «absolutamente democrático» y garantiza que no se pasó por su cabeza presentar la dimisión para intentar retener el Ejecutivo: «Dimitir es algo que no tenía ni el más mínimo sentido porque no he hecho nada malo».

 

Fotos

Vídeos