Rivera promete frenar en seco a los separatistas sin indultos ni privilegios

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, junto a la portavoz de la Ejecutiva del partido y líder de la formación en Cataluña, Inés Arrimadas. / Ep

Tras arrasar en las primarias, el líder de Cs ha sido arropado este domingo en Madrid por toda su Ejecutiva

AGENCIAS

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, se ha comprometido a «parar los pies» a los políticos separatistas, a «poner a los mejores» en el Gobierno y a un «gran diálogo nacional» sobre los grandes asuntos de Estado que «están paralizados en un cajón».

«Quiero que el futuro de España pase por gente que sabe esforzarse. Quiero un país de justicia donde la gente con mérito gane y la que pretende ir por la puerta de atrás pierda», ha señalado este domingo Rivera, durante un acto en Madrid en el que ha sido presentado como candidato de Cs a la presidencia del Gobierno tras imponerse en las primarias.

El líder de la formación naranja ha apostado por «frenar en seco» a los políticos separatistas y por «tejer alianzas» entre los que quieren unir a España. «No habrá premios ni indultos para los separatistas. Prometo ley, justicia y Constitución», ha precisado.

Asimismo, ha prometido establecer una ley «para suprimir los dedazos», formando un Gobierno «con los mejores» porque, a su juicio, España «tiene mucho talento». «Se acabó poner a los amigos. ¿Qué prueba ha pasado Tezanos para ser presidente del CIS?. Están colocando por la cara a amigos y conocidos en vez de hacer concursos públicos», ha criticado.

En tercer lugar, Rivera se ha comprometido a realizar un «gran diálogo nacional» de la sociedad civil, en el que hablen expertos, trabajadores, científicos, gente de la cultura o gente del mundo rural. «Quiero una España en la que se escuche y se decida. Propongo un debate para saber dónde quiere estar España en 2030. La transición se hizo liderada desde el centro y el consenso», ha explicado.

España, «una gran familia diversa»

El presidente de Ciudadanos ha comparado España con «una gran familia, diversa, con diferencia, con alguna bronca». «Pero es una gran familia, es la familia que quiero mantener unida y que se de la mano. Juntos estamos mejor, me voy a dedicar a unir a mi gran familia que es España», ha precisado.

En este contexto, ha añadido que, «como pasa en las grandes familias», no ve a un votante del PP o del PSOE «como un enemigo», sino «como un compatriota». «Voy a unir, no me veréis dividir a los españoles en trincheras. Propongo dar la mano a los compatriotas, unir a los españoles y dar la espalda a los que quieren dividirnos y conformarse», ha manifestado.

Rivera también ha propuesto «cambiar la España paralizada por la España en marcha» y «quitar los obstáculos para volar», porque, en su opinión, en el mundo global, en el que «todo va muy rápido», «si te paralizas pierdes». «La parálisis es letal. Sánchez, Torra y sus socios no van a hacer nada bueno para que la parálisis acabe», ha lamentado.

«Quiero empezar a pensar en el futuro, a hablar de los grandes asuntos del país que están paralizados en el cajón. El pasado no se elige pero el futuro sí», ha señalado Rivera, destacando que no está dispuesto «a perder otra década» y que «hay que mirar al futuro».

En este sentido, ha criticado al presidente del PP, Pablo Casado, porque «le gusta mucho ir al pasado al pactar con el PNV». «No aprende, el PNV apoyó la moción de censura. El sueño del bipartidismo es volver a los años 80 y 90. Pasemos página y pongamos a España en marcha», ha sentenciado.

Previamente, la portavoz de la Ejecutiva de Ciudadanos y líder del partido en Cataluña, Inés Arrimadas, ha criticado al Gobierno de Pedro Sánchez por estar «a los pies de los que hostigan a los constitucionalistas».

«Hay que echar de Moncloa a un señor que no sabe distinguir nacionalismo de Cataluña porque con Cataluña no ha dialogado nunca, ha dialogado con Torra», ha criticado Arrimadas, al tiempo que ha defendido que Cs «es el defensor» del constitucionalismo, de la igualdad y de la libertad«.

En su opinión, aunque Sánchez «ha hecho daño» en nueve meses, el problema «venía de antes», de otros gobiernos «que han abandonado al constitucionalismo en Cataluña». «Nos hemos sentido abandonados por el PP y el PSOE. No vamos a quitar a Sánchez para poner a Casado y volver a pactar con los de siempre», ha dicho.

En la misma línea, el secretario general del Cs, José Manuel Villegas, ha afirmado que «los viejos partidos ya no son útiles». «Si Sánchez y Casado son parte del problema de España no son parte de la solución», ha sentenciado.

Por ello, ha subrayado que España «no merece estos políticos», sino que se merece «un cambio» y a alguien que «una a los españoles». «Basta ya de querer enfrentarnos entre rojos y azules. Basta de inmovilismos», ha concluido Villegas.