Más de 2.000 alumnos participan en el programa de emprendimiento de Caja de Burgos

Algunos de los alumnos que participan en el programa/CLR
Algunos de los alumnos que participan en el programa / CLR

Planea Emprendedores se desdobla en dos itinerarios e incorpora, junto a la creación y funcionamiento de una cooperativa, la propuesta de elaborar un plan de empresa

Cristina López Reques
CRISTINA LÓPEZ REQUESBurgos

Un total de 2.068 alumnos de 44 colegios e institutos de la capital y provincia burgalesa que se han sumado este curso al programa educativo Planea Emprendedores, de la Fundación Caja de Burgos. Una pequeña representación de todos ellos, unos 170 estudiantes, han registrado esta mañana sus respectivos estatutos en la Delegación de la Junta de Castilla y León.

El espíritu de equipo, la toma de decisiones, el reparto de tareas o el trabajo solidario, son algunos de los objetivos que se persigue con esta iniciativa. «No pretendemos que hoy salgan empresarios, pero sí que entiendan el concepto de emprender», ha explicado el delegado territorial de la Junta en Burgos, Baudilio Fernández. Una vez que se les haya fomentado el espíritu emprendedor, «los alumnos tendrán un abanico con más posibilidades a la hora de elegir en su futuro», ha continuado Fernández.

Se trata del programa «estrella» en cuanto a sensibilización al emprendimiento de la fundación Caja de Burgos. Así lo ha asegurado su director general, Rafael Barbero, haciendo hincapié en que «permite desarrollar a los escolares en algo que normalmente nuestra cultura no les permite ver, como la capacidad de depender de sí mismos y aprovechar sus recursos para desarrollar proyectos propios».

Planea Emprendedores, que celebra este año la duodécima edición, se desdobla en dos itinerarios. En la primera, Planea Cooperativas, podrán participar escolares de 5º y 6º de Primaria, Secundaria, Bachillerato y Ciclos Formativos. Esta actividad consiste en recrear un proyecto empresarial desde su constitución hasta la elaboración y venta de sus artículos, que se materializa al final de curso con una feria de productos y servicios en el Paseo del Espolón, pasando por la aportación de un capital inicial, la elección de representantes, el reparto de responsabilidades y la publicidad y la imagen corporativa.

Por otra parte, Planea Plan de Empresa va dedicado a los alumnos de 4º de Secundaria, Bachillerato y Ciclos Formativos. Está centrado en la elaboración a lo largo del curso de un Plan de Empresa que será presentado y defendido en el Showroom que se desarrollará en la Feria Planea Emprendedores ante teóricos inversores. El plan debe analizar cuestiones como la idea de negocio, la descripción del producto, el análisis del mercado y de la competencia, los planes de producción y recursos humanos, la previsión de inversiones y financiación, las necesidades de tesorería y la previsión de la cuenta de resultados de la empresa. «Son conceptos que van a servir a los alumnos para su vida familiar, por lo que la formación va más allá del ámbito empresarial», ha asegurado Barbero.

Marcarse retos, objetivos y esfuerzos para conseguirlos. El programa teórico-práctico busca que, el día que los alumnos tengan que valorar su futuro profesional, «entiendan que ser sus propios jefes es una alternativa tan válida como trabajar para una empresa», ha concluido Barbero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos