Aspaym y Atapuerca unidos por el ocio inclusivo

Algunos de los niños participantes en la actividad/ICAL
Algunos de los niños participantes en la actividad / ICAL

Una treintena de jóvenes descubre cómo era la vida en la Prehistoria

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Un total de 30 jóvenes, 15 con discapacidad, pertenecientes al Campamento Urbano de Ocio Inclusivo de Aspaym han visitado hoy Atapuerca y sus instalaciones. El objetivo principal de la visita era que los jóvenes conociesen cómo era la vida en la Prehistoria.

Durante esta edición, el hilo conductor de las actividades es la evolución humana, de ahí que se haya realizado esta visita. Además, para la Fundación y el Sistema Atapuerca es una gran oportunidad poder cooperar a favor de la integración social hacia el colectivo de personas con discapacidad, así como incrementar el interés y conocimiento del patrimonio cultural.

La visita ha contado con la presencia del director general de la Fundación Atapuerca, Javier Gutiérrez, la coordinadora del Museo de la Evolución Humana, Aurora Martín, el presidente de Aspaym, Ángel de Propios, y la coordinadora de Juventud de Aspaym, Natalia Neira.

El presidente de la asociación ha contado que «uno de los objetivos principales que tiene Aspaym, es la inclusión y la normalización». Por lo tanto, a través de la realización de este tipo de actividades, se busca lograr la plena inclusión y la normalización de personas con discapacidad. De Propios ha explicado que se busca una «normalización plena en todas las actividades», y que este tipo de iniciativas permiten que los niños desde muy jóvenes compartan experiencias y capacidades.

La coordinadora de la asociación ha explicado las actividades que se están llevando a cabo durante los campamentos, donde los participantes no solo disfrutarán de la salida a Atapuerca, sino también actividades en Mil Encinas, que permite la terapia asistida con animales, y en especial con caballos. «Se desarrollarán también actividades de piscina, grafitis, temas de expresión corporal», así como actividades varias de ocio. Neira ha remarcado que en este campamento «se parte de actividades que ya sean inclusivas», y ha explicado que «los coordinadores y monitores del campamento diseñan actividades que ya son 100% inclusivas».

Por su parte, Gutiérrez ha asegurado que desde la Fundación Atapuerca están muy interesados en colaborar en la inserción social de este colectivo y sobre todo avanzar en el conocimiento de la evolución humana. La Coordinadora del Museo ha explicado que esta visita entra dentro de su línea de programación 'ResponsabilízaMEH', una serie de iniciativas que tienen como finalidad tanto la inclusión social como el valorar que en la evolución siempre ha habido solidaridad.

Martín ha destacado, además, que «en el museo tenemos las primeras muestras de solidaridad en grupos de nuestro antepasados, como el caso de Benjamina o del individuo del cráneo 5, que ambos fueron cuidados por sus congéneres», y ha agregado que «la diferencia nos ayuda a evolucionar y la diferencia debe estar presente en todas nuestras actividades para potenciar la evolución humana y nuestro propio crecimiento como personas», ha finalizado.

A lo largo de la hora y media que ha durado la actividad, los participantes han conocido las diversas facetas de la vida cotidiana del hombre primitivo, desde sus inclinaciones artísticas, la elaboración de herramientas, sus métodos para cazar, la producción de fuego o sus ritos funerarios. La primera actividad de la que han podido disfrutar los participantes del campamento ha sido ver cómo se elaboraban las herramientas de piedra o sílex. Además, los visitantes han descubierto todos los secretos de las pinturas rupestres de nuestros antepasados, desde cómo se fabricaba la pintura hasta qué animales eran los más representados en las cuevas. Posteriormente, han aprendido cuál era la manera correcta de utilizar las armas para cazar.

Por medio de este programa, el Ayuntamiento de Burgos busca ofrecer a los jóvenes una alternativa de ocio inclusivo por medio de actividades al aire libre y accesibles durante la segunda semana de agosto, en la que la enseñanza sobre los valores de convivencia y hábitos saludables son los elementos centrales.

 

Fotos

Vídeos