El PP burgalés deja en el aire la moción de censura del Ayuntamiento

Comparecencia de los representantes 'populares' tras las elecciones municipales del pasado 26 de mayo. /Gabriel de la Iglesia
Comparecencia de los representantes 'populares' tras las elecciones municipales del pasado 26 de mayo. / Gabriel de la Iglesia

Ante los «malos resultados» electorales, la formación buscará estrategias para hacer más participativo el partido y lograr más afiliados

ALBA HERRERO

El Partido Popular de Burgos ha celebrado hoy su Junta Directiva Provincial tras la reelección de César Rico como presidente de la Diputación burgalesa. En esta reunión, se han explicado y analizado los pactos y acuerdos a los que han llegado junto con otras corporaciones, especialmente los de Burgos y Aranda. Aseguran que empezarán desde ya a trabajar en el diseño del partido para los próximos años y, ya en septiembre, se presentarán los presupuestos de las instituciones municipales, provinciales y autonómicas.

Hasta el momento, el PP burgalés no se plantea la moción de censura que, según señala Cesar Rico, presidente de la Diputación, «ya vendrá si tiene que venir». Ahora solo se centran en el Ayuntamiento de Burgos y en trabajar conjuntamente con el resto de grupos políticos. «Tenemos que intentar conseguir acuerdos puntuales y sacar adelante el programa electoral con el que nos presentamos», ha matizado Rico que junto con Borja Suárez, diputado provincial, han hablado también de los resultados un tanto desfavorables para el partido tras las últimas elecciones.

Los 'populares' han explicado que es la hora de sentarse a hablar de los acuerdos y pactos que se han llevado a cabo para formar gobiernos en algunos de los municipios burgaleses, así como los planes más inmediatos de actuación.Hasta septiembre no comenzarán las reuniones por los presupuestos y desde el PP aseguran que «habrá que trabajar con presupuestos reales y factibles donde gobernamos y, donde no gobernamos, presentar nuestras propuestas para que se tengan en cuenta dentro de los presupuestos»

Algunos de los pactos que han conseguido junto con Ciudadanos, han sido en Espinosa de los Monteros, Valle de Valdebezana y Arcos de la Llana. Finalmente, en municipios importantes como Lerma y Villarcayo, en los que el centro derecha suma la mayoría, no se han podido llegar a acuerdos. En total suman 217 ayuntamientos y 910 cargos públicos municiapes y eso «nos permite tener una amplia presencia en el territorio que hay que seguir manteniendo e incentivando», ha comentado Rico.

Aumentar la afiliación

Para mantener el número de afiliados, el PP buscará una estrategia de activación para hacer más participativo el partido. «Queremos incentivar la afiliación en toda la provincia de Burgos e incrementar la presencia de los altos cargos dando apoyo a nuestros concejales», ha comentado el presidente de la Diputación.

El acuerdo de la Diputación Provincial con Ciudadanos permitirá seguir cuatro años más apostando por el desarrollo rural, según los 'populares'. En las próximas fechas se conformará el gobierno regional y desde el Partido Popular de Burgos confían en que tenga una «digna representación» en el Gobierno de la Junta de Castilla y León. Esperan mantener el mismo nivel, con un presidente, una viceconsejera y dos directores generales.