Burgos continúa sufriendo la nieve, sobre todo en la zona norte

La nieve ha vuelto a cubrir buena parte del norte de la provincia/BurgosConecta
La nieve ha vuelto a cubrir buena parte del norte de la provincia / BurgosConecta

La nieve y el hielo están dificultando la circulación en las carreteras de la provincia, algunas intransitables

PATRICIA CARRO y CRISTINA LÓPEZ REQUESBurgos

Ha vuelto a nevar, y con intensidad, la misma que el pasado viernes, y en prácticamente en la misma zona. El norte de la provincia ha amanecido esta mañana cubierto de nieve, con acumulaciones de más de 50 centímetros, en municipios como Espinosa de los Monteros. Burgos continúa en alerta por nieve, agravada por la presencia de hielo y ventisqueros, así que numerosas carreteras presentan problemas, y la circulación está siendo complicada.

La nieve ha caído de manera intensa en la madrugada, y la nevada ha continuado durante buena parte de la mañana. Así, a primera hora del miércoles muchas carreteras de la zona norte estaban «instransitables», como han explicado los alcaldes de Villarcayo, Adrián Serna, y de Basconcillos del Tozo, José María Ruíz. De hecho, La Mazorra y Bocos han estado cerrados, y si bien se puede transitar por ambos puertos con precaución durante toda la tarde, La Mazorra está a última hora con cadenas.

Más información

En estos momentos, en Villarcayo las carreteras «están decentes», tanto las regionales, como las provinciales y las municipales, y en la localidad han estado trabajando Protección Civil y los operarios municipales para dejar lo más transitable posible las aceras, la calzada y los accesos a las diferentes pedanías. Lo mismo en Basconcillos del Tozo, donde hasta media mañana estaban incomunicados. Luego ha dejado de nevar y los propios vecinos han sido los encargados de limpiar las carreteras con sus tractores. Eso sí, la nacional 627 está transitable, aunque con mucha precaución, entre Ubiena y Quintanas de Valdelucio.

Cerrados sí que están Lunada, La Sía y Estacas de Trueba, y El Manquillo, en Pinares. En Espinosa de los Monteros, ha caído alrededor de 20 centímetros, que unidos a los 30 acumulados del viernes, superan los 50 de espesor. El alcalde, Javier Fernández-Gil ha reconocido que la situación ha sido complicada durante las primeras horas, y los vecinos han tenido que ayudar al operativo municipal a limpiar las calles. Además, el servicio de Correos no ha podido llegar a Espinosa, si bien los centros escolares han abierto con normalidad. Para las próximas horas, Fernández-Gil teme la aparición del hielo, que sería más preocupante que la nieve acumulada.

Circulación complicada

Las dificultades en las carreteras de la provincia se concentran, fundamentalmente, en la zona norte. La Dirección General de Tráfico (DGT) pide extremar la precaución en la N-232, en Incinillas, en la N-623 en Quintanilla-Escalada, en la N-629 en Aguera y en la N-627 en Ubierna. La CL-629 presenta tramos complicados, lo mismo que la CL-127 en La Puebla de Arganzón y Ventas de Armentia, y la CL-117 entre Quintanar de la Sierra y Salas de los Infantes, aunque en este caso por nieve helada.

Muchas carreteras han estado intransitables buena parte de la mañana

Esta mañana también ha habido problemas en la A-321 en Melgar de Fernamental y Villasandino, y la nieve sigue presente en carreteras secundarias de la zona, afectando a municipios como Villadiego, Castrojeriz, Castrillo Mota de Judíos o Sotresgudo. En el límite con la provincia de Palencia también ha problemas, igual en que las zonas limítrofes del País Vasco. En Villadiego, su alcalde, Ángel Carretón, ha reconocido que la circulación era muy difícil esta mañana, pero las carreteras han quedado ya limpias. Eso sí, en la parte alta la nieve se ha convertido en hielo, de ahí que las cadenas sean necesarias, por ejemplo, para circular entre Humanda y Quintanas de Valdelucio.

Dificultades también en carreteras como la CL-628 entre Medina de Pomar y Villarcayo, la CL-632 entre Briviesca y Cornudilla y en la CL-633 en Masa. Las cadenas son obligatorias en carreteras provinciales de los entornos de Espinosa de los Monteros, Cilleruelo de Bezana, Pedrosa de Tobalina, Quintanilla del Rebollar, Castrobarto, Santelices, Quintanas de Valdelucio, Treviño, Villanueva de Argaño, en la zona norte, y en Neila, en Pinares. Y se han sumado hasta 30 tramos de cadenas obligatorias.

En La Ribera también ha problemas en los entornos de Moradillo de Roa. Y se van a encontrar nieve o hielo en Busto de Bureba, la Aldea del Portillo, Villarcayo, Cilleruelo de Bezana, Castrobarto, Trespaderne, San Pantaleón de Losa, Sedano, Pedrosa de Tobalina. También nieve y hielo en los alrededores de Miranda de Ebro, Pradoluengo, Castil de Peones, Quintanapalla, Villafranca Montes de Oca, Belorado, Cuevas de San Clemente o Covarruvias. También, en la zona de Pinares, aunque aquí, en general, las carreteras están limpias.

Donde las carreteras han tardado más tiempo en estar limpias ha sido en Valle de Manzanedo y Valle de Zamanzas, donde algunos municipios como Báscones han estado incomunicado hasta después de comer.

Rutas escolares anuladas

La presencia de nieve y hielo en las carreteras ha obligado a suspender algunas rutas escolares, de modo que 842 alumnos no han podido acudir hoy a sus centros educativos en Villasana de Mena, Tardajos, Medina de Pomar, Ibeas de Juarros, Espinosa de los Monteros, Treviño, Villadiego, Soncillo, Belorado, Villarcayo y la capital. De hecho, Burgos ha amenecido con nieve, en calzadas y aceras, pero sin provocar especiales problemas en la circulación por la ciudad. Además, la nieve ha desaparecido a media mañana.

Más de 800 niños se han quedado sin ir a clase por problemas con las rutas escolares

Las previsiones meteorológicas de la AEMETanuncian para hoy aviso naranja en Treviño, con 5 centímetros de nieve. Nivel amarillo en la Cordillera Cantábrica, con 10 centímetros, y en la zona Norte, con 4 centímetros. El jueves, también nieve en la Cordillera Cantábrica, con 5 centímetros, y en Treviño y Norte, 4 centímetros, y mínimas de 6 grados negativos en el Sistema Ibérico.

El temporal volverá a intensificarse el viernes, cuando toda la provincia esté en nivel amarillo, con posibilidad de acumularse 13 centímetros en la Cordillera Cantábrica, 4 en el Norte y en la Meseta y 7 en el Sistema Ibérico. Además, las mínimas serán de 8 grados negativo en la Ibérica y 6 grados negativos en el Norte.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos