Cardeñajimeno, Aspanias e ITCL aúnan esfuerzos para prestar servicios sanitarios a mayores en su lugar de residencia

Imagen de la firma del convenio. /BC
Imagen de la firma del convenio. / BC

El proyecto piloto será financiado por el Ayuntamiento de la localidad burgalesa con 36.000 euros

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

El Ayuntamiento de Cardeñajimeno, la Fundación Aspanias Burgos y el Instituto Tecnológico de Castilla y León han firmado un convenio de colaboración para el desarrollo de un proyecto piloto (SATE) de atención para la salud a personas mayores residentes en la localidad burgalesa.

Un proyecto que se pone en marcha con seis personas mayores de 65 años. Una de ellas, Juana Lázaro, ha manifestado durante la presentación del proyecto que se «siente contenta de participar en él», y le parece «algo estupendo poder beneficiarse de esta tecnología».

Por su parte, el alcalde de Cardeñajimeno, Alberto Iglesias, ha explicado que se ha realizado un estudio entre la población mayor que vive en Cardeñajimeno y San Medel, en colaboración con Aspanias, que recoge necesidades y demandas de atención de las personas mayores en ámbitos como el servicio de comida a domicilio (catering), apoyo en la gestión de trámites, acompañamiento en tiempo libre, y a consultas médicas y hospitalarias. Es en este último punto en el que se va a desarrollar la experiencia piloto que financiará el Ayuntamiento de Cardeñajimeno con 36.000 euros.

Por su parte, la Fundación Aspanias Burgos aportará la experiencia en la atención a personas mayores y dependientes en el medio rural y aportará el personal del ámbito sanitario necesario para que el proyecto pueda llevarse a cabo.

Mientras, el ITCL aporta la «tecnología de proximidad para mayores», una herramienta digital que combina una tablet con una serie de dispositivos de medida de distintas variables (tensión, peso, oxígeno, glucosa, etcétera) para recabar datos en tiempo real sobre la salud del paciente, que se envían a una base de datos. Es el propio paciente quien puede realizar estas pruebas, siempre acompañado de profesionales del ámbito sanitario y con la colaboración de la familia. Joaquín Domínguez, de Aspanias, ha señalado las ventajas que supone esta iniciativa: «Permanencia en el entorno rural; nuevas tecnologías de apoyo a la vida independiente; promocionan una salud preventiva y autonomía personal; y propician el trabajo en red de los profesionales de las entidades colaboradoras».