Comienza la ola de calor, que en Burgos será más floja de lo que se preveía

Un hombre afronta el calor mojándose en una fuente en una ciudad de la Comunidad/Antonio Quintero Acero / El Norte de Castilla
Un hombre afronta el calor mojándose en una fuente en una ciudad de la Comunidad / Antonio Quintero Acero / El Norte de Castilla

La AEMET prevé temperaturas máximas de 35 grados para este jueves en la capital, pero en la provincia subirán hasta los 38 grados

Cristina López Reques
CRISTINA LÓPEZ REQUESBurgos

Comienza la ola de calor y en Burgos se va a sentir más que en otras zonas de España. Es cierto que ni de lejos se va a llegar a los más de 40 grados que se prevén en otros puntos del país. Pero las temperaturas también van a subir y, teniendo en cuenta que hasta ahora han sido pocos los días que se han superado los 30 grados, este fenómeno meteorológico no va a pasar por alto en ninguna zona de la provincia.

Además, la ola de calor empieza fuerte, pues para este jueves se esperan 35 grados de máxima, la previsión más alta durante los días que va a durar este fenómeno en la capital. Eso sí, en la provincia las máximas subirán hasta los 36 grados en Miranda de Ebro o los 38º en Aranda de Duero. Esta cifra en los termómetros se traduce en alerta amarilla, es decir, riesgo por altas temperaturas, tal y como informa la Agencia Estatal de Metereología (AEMET).

Para el viernes se espera una situación similar. Aunque las máximas se reducen un grado en la capital, hasta los 34, las mínimas ascienden hasta los 17, y se mantienen en el resto de la provincia. Por tanto, mismo calor por el día, pero algo menos de fresquito por las noches. De nuevo alerta amarilla que indicará que permanecer expuesto al sol sea una tarea difícil durante casi toda la jornada.

Bien es cierto que para el fin de semana se desactiva (al menos esa es la prrevisión a jueves) el aviso amarillo, pero no quiere decir que con él se vaya la ola de calor. Los termómetros todavía no bajarán de los 30 grados, pues se esperan 32 para el sábado y 33 para el domingo, en la capital, y máximas en torno a los 34º y 35º en Aranda y Miranda.

En general, vienen por delante unos días con tiempo estable, en los que predomine el cielo azul, sin nubes, y con un sol apretando intensamente. Además, habrá que estar pendiente de la AEMET, ya que si las previsiones se mantienen, la semana que viene comenzará con el mismo, e incluso más, calor que el de estos días. Ante esta situación, ya saben, protegerse del sol con protección, evitando salir a la calle en las horas centrales del día, y mantenerse bien hidratado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos