Las Cortes piden al Gobierno paralizar el cierre de la explotación de Ayoluengo

Yacimiento de Ayoluengo./ Pedro Salaverria
Yacimiento de Ayoluengo. / Pedro Salaverria

El PSCyL votó en contra por considerar la Proposición no de Ley un «brindis al sol», además de acusar al anterior Ejectivo de no hacer nada

ICAL

Con los votos a favor de PP y Ciudadanos, la abstención de Podemos y el voto en contra del PSCyL, las Cortes de Castilla y León pidieron al Gobierno la paralización del desmantelamiento de la explotación del yacimiento de hidrocarburos de Ayoluengo e iniciar así la convocatoria para una nueva concesión.

El procurador del PP, Ángel Ibáñez fue el encargado de defender la Proposición no de Ley, con el propósito de salvar a la empresa en la confianza de que los grupos estuvieran con «la gente» y no en posiciones «ideológicas», de «sectarismo» y de «discriminación» de la Comunidad.

Durante el Pleno se produjo un cruce de acusaciones entre Ibáñez, el socialista Luis Briones y el representante de Podemos Félix Díez, después de que el primero acusara de «mentir» a ambos procuradores en su intervención y los segundos apuntaron a un anterior Gobierno que no hizo nada para mantener abierta la explotación.

Briones definió la propuesta del PP como «un insulto a la inteligencia y un brindis al sol» y les recordó que desde el cierre en marzo de 2017 y la aprobación del decreto de cese de actividad nada hizo. «Dónde estaba el PP de Herrera», preguntó. «Culpe a su Gobierno, que no hizo los deberes y dejó tirada a la empresa y a los trabajadores, no al PSOE», sostuvo. Además, añadió que el PSOE, al llegar al Gobierno, se limitó a «expedir el certificado de defunción» dejado por el anterior Ejecutivo, algo que rechazó Ibáñez, que acusó a los socialistas de actuar por un «capricho ideológico», que crea dudas a las empresas que se quieran instalar. «Es una defunción antológica, no una transición justa», anotó. «Es un atropello a Burgos», calificó, para tachar de «indecente» la posición de PSOE y Podemos.

Por su parte, el procurador de Ciudadanos, José Ignacio Delgado, arremetió contra el PP y el PSOE, en lo que calificó de «crónica de una muerte anunciada», y acusó a ambos de «desidia» con una zona de la comarca de Burgos afectada ya por el cierre de Garoña y sin alternativas para mantener la actividad.

El texto aprobado recoge, además de parar la orden de desmantelamiento, que se inicie de inmediato la convocatoria de concurso de explotación público para la adjudicación de una nueva concesión de explotación en el yacimiento de hidrocarburos ubicado en Ayoluengo (Burgos).

 

Fotos

Vídeos