Covarrubias lleva desde el pasado viernes sin cobertura móvil de Movistar

Covarrubias es uno de los pueblos con más visitantes de Burgos. /GIT
Covarrubias es uno de los pueblos con más visitantes de Burgos. / GIT

Un rayo provocó una avería en el repetidor y desde el Ayuntamiento se quejan de que aún no han obtenido respuesta a sus requerimientos | El alcalde lamenta que está afectando al Consistorio, la Guardia CIvil, el consultorio médico y muchos negocios

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Buena parte de los vecinos de Covarrubias llevan desde el pasado viernes sin poder utilizar su teléfono móvil. Y es que, una fuerte tormenta afectó de madrugada al repetidor que Movistar mantiene operativo en el municipio. Al parecer, un rayo provocó una avería en los equipos durante la madrugada que, por el momento, no se ha solucionado.

Así lo denuncia el alcalde de la localidad, Millán Bermejo, que critica la falta de diligencia de la compañía telefónica por arreglar una avería que está causando muchos perjuicios al pueblo. «La mitad del pueblo lleva cinco días sin servicio», subraya Bermejo.

El principal problema, insiste el primer edil, se centra en los servicios de seguridad. No en vano, recuerda, las líneas telefónicas de la Guardia Civil funcionan con Movistar, al igual que las del consultorio médico y el propio Ayuntamiento. «Es un problema de seguridad. De momento, estamos tirando en muchos casos con nuestros móviles personales, pero no podemos estar sin cobertura tantos días», destaca.

Además, la avería afecta también de lleno al sector hostelero. No hay que olvidar que Covarrubias está incluido en la lista de Pueblos Más Bonitos de España y es sin duda una de las localidades más turísticas de la provincia, sobre todo en verano. De hecho, el pasado fin de semana «pasaron por aquí 3.000 o 4.000 personas» y muchos de los negocios no pudieron hacer uso de sus datáfonos, con todo lo que ello conlleva. «Estamos dando una imagen pésima», reconoce el alcalde.

De momento, explica, Movistar no ha dado respuesta a los continuos requerimientos. Es más, desde el Ayuntamiento, que ha promovido una recogida de firmas, también se han dirigido a la Dirección General de Telecomunicaciones sin que de momento hayan conseguido solventar la situación.

«Estamos todo el día hablando de la despoblación y luego nos pasan cosas como esta», lamenta Bermejo, que califica de «tercermundista» el servicio de telecomunicaciones con el que cuenta buena parte de la provincia.