El SOI califica la política de igualdad de la Diputación de «inútil, ineficaz y dañina»

Fernando Ojeda, representante del SOI en la Diputacíón de Burgos. /AIC
Fernando Ojeda, representante del SOI en la Diputacíón de Burgos. / AIC

El Sindicato Obrero Independiente insta a la institución provincial a cumplir el plan de Igualdad firmado hace un año

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

El Sindicato Obrero Independienteacusa a la Diputación de Burgos de no haber seguido las estrategias propuestas en el plan de Igualdad firmado hace un año que obliga a la institución provincial a respetar la igualdad de trato y de oportunidades en el ámbito laboral, debiendo adoptar medidas dirigidas a evitar cualquier tipo de discriminación laboral entre mujeres y hombres.

Del mismo modo, aseguran que tampoco se han realizado estudios de posible segregación vertical, sobre retribuciones, absentismo laboral o cualquier disparidad entre sexos, no se ha empoderado a las mujeres en sectores infrarrepresentados ni se han tomado medidas preventivas en la lucha contra la violencia soportada por las mujeres.

En cuanto a la conciliación de la vida personal y profesional, según el sindicato no se han analizado las necesidades de conciliación de la plantilla, tampoco se ha informado sobre la utilización de medidas de conciliación para los empleados varones. Lamenta que no se ha dispuesto el aumento de la ayuda económica para guarderías ni la ampliación de contratos de atención de menores y también la falta de estudio de la posibilidad de teletrabajo en determinados puestos.

SOI considera que se está denegando cambio de turnos a empleadas con tres hijos menores de 12 años, penalizándola económicamente pues obligan a coger una reducción.

Según reza su comunicado, respecto a «la prevención del acoso y la violencia de género y teniendo en cuenta que en la Diputación hay más de medio centenar de matrimonios que ambos cónyuges son empleados de la entidad, se da la circunstancia que la separación de algunos conllevan, en ocasiones, denuncias por violencia de género, creando situaciones difíciles cuando ambos trabajadores están en el mismo centro de trabajo».

Respecto al protocolo de ayuda a las empleadas víctimas de violencia de género, señalan que «no se está efectuando la labor de seguimiento de la implantación de medidas preventivas incluidas en los protocolos del acoso, ni se brinda el apoyo suficiente a las víctimas de violencia externa o interna. Por eso, empleadas de la institución han tenido que abandonar su trabajo por amenazas de muerte o denunciar a la Diputación en los juzgados por falta de protección y atención».

Directrices del plan de Igualdad

Desde el SOI proponen el cumplimiento del plan de Igualdad y que se actúe tomando las siguientes medidas recogidas en el citado plan:

- Incorporación del plan de Igualdad como temario en los procesos selectivos de las ofertas de empleo 2017/18.

- Medidas en las bolsas de empleo que no perjudiquen a aquellas personas que tengan familiares dependientes.

- Favorecer la formación y reciclaje a mujeres que se incorporen después de un periodo de licencia, permiso o incapacidad temporal por riesgo de embarazo, lactancia o cuidado de hijo.

- Establecer preferencia para elegir turno de vacaciones a quienes por razón de guarda legal tengan menores, dependientes o discapacitados a su cargo.

- Propiciar la formación y sensibilización de la plantilla en conocimientos en materia de igualdad, facilitando la comunicación de sugerencias sobre el fomento de la igualdad.

- Realización de un informe inicial de diagnóstico de la situación real existente que contenga un cronograma de actuación que deberá aprobar o modificar la Comisión de Régimen Interior donde los grupos políticos de la Institución deberán elaborar un plan de choque.

- Eliminación de la brecha salarial que propone el equipo de gobierno en su propuesta de RPT 2019 donde un varón funcionario con puesto de auxiliar de enfermería cobrará 500 euros anuales más que una mujer laboral en el mismo puesto y desarrollando las mismas funciones.

- Eliminación de barreras que permiten que servicios como las brigadas de obras estén copadas por hombres, o de enfermería practicamente ocupadas por mujeres. Puestos de dirección y habilitados nacionales copados por hombres o servicios como personal donde, casi en su totalidad, solo hay mujeres.