Diputación insta a la Junta a cubrir la baja del médico de Oña

Pleno de la Diputación de Burgos/PCR
Pleno de la Diputación de Burgos / PCR

El PP asegura que la zona básica de Briviesca es «privilegiada», pero reconoce que deben cubrirse las plazas sanitarias para garantizar el servicio

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

El Pleno de la Diputación de Burgos ha aprobado, por unanimidad, instar a la Junta de Castilla y León para que, de manera urgente, cubra la baja de uno de los dos médicos que pasan consulta en el centro de salud de Oña. La petición se hará extensible a cuantos problemas se detecten en la provincia, por ausencia o falta de personal sanitario, e incluirá exigir el compromiso de la Consejería de Sanidad para que no se realicen más «recortes» en la zona de salud básica de Briviesca.

El portavoz del Grupo Provincial Socialista, David Jurado, ha asegurado que la situación que se vive desde hace dos meses en Oña, con anulación de consultas y retrasos ante la falta de uno de los facultativos, «es una más de lo que pasa en la provincia» tras las sucesivas «oleadas» de procesos de «reestructuración» implementados por la Consejería de Sanidad. En este caso, la ausencia del médico «ha dejado prácticamente sin servicio al Centro de Salud», ha insistido Jurado, quien ha reclamado que se garantice el servicio con los dos facultativos consignados y el puesto de Enfermería.

Más información

Desde el Partido Popular, Borja Suárez reconoce que existe una «disfunción», pero asegura que la zona básica de salud de Briviesca está «bien tratada». Es más, el portavoz provincial afirma que se encuentra en una situación «privilegiada» en el contexto de la provincia, pues cada médico asume 307 tarjetas sanitarias, de media, en las siete demarcaciones en las que se divide. Además, ante la baja del médico de Oña se ha planteado un refuerzo del servicio, y en el Centro de Salud se pasa consulta a diario. También se dispone de un centro de guardia nocturna, ha insistido Suárez.

Aun así, el PP ha apoyado la propuesta del PSOE para instar a la Junta a que cubra de manera inmediata la baja del médico, pidiendo extender esta exigencia a cuantos casos similares se den, o puedan darse, en la provincia. «Tenemos un gran sistema de sanidad», ha afirmado Borja Suárez, tras recordar que el Gobierno autonómico destina un 43% de su presupuesto al área sanitaria.

Demagogia y mal gusto

Por ese motivo, Suárez se ha mostrado especialmente molesto con la intervención realizada por Eva de Ara. La diputada de Imagina, que ha acusado al PSOE de «insolidario» por presentar una propuesta centrada exclusivamente en Oña, ha arremetido duramente contra el Partido Popular, pidiendo «más honestidad». La diputada ha asegurado que «les falta interés para con los vecinos» y muestran un «desprecio total» para con los pueblos, habida cuenta de los recortes en materia de personal, la externalización de servicios y la precarización laboral.

Sin embargo, no han sido estas las declaraciones que han encendido los ánimos en el seno del PP. Y es que Eva de Ara ha afirmado que «las políticas del PP no son para sanar sino para matar», una afirmación «muy grave», para César Rico, quien le ha pedido a De Ara la retirada de sus palabras. Mientras, Borja Suárez ha afirmado sentirse «asqueado y enfadado con intervenciones, demagógicas, desproporcionadas y oportunistas». El portavoz ha insistido en que «no hemos venido aquí a matar a nadie», acusando a Imagina de desconocer la realidad de la sanidad rural.

Finalmente, la proposición del PSOE se ha aprobado por unanimidad, pues Ciudadanos se ha sumado, asegurando que «la sanidad de Castilla y León es buena pero se está gestionando malísimamente». Eso sí, Lorenzo Rodríguez ha lamentado que el PSOE no haya intentando consensuar la proposición con la oposición, pues «no vamos a poner ninguna pega».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos