La Junta y la Diputación firman el acuerdo para eliminar 122 escombreras

De izquierda a derecha, Escribano, Rico, Suárez-Quiñones, Carretón y Fernández-Mardomingo./BC
De izquierda a derecha, Escribano, Rico, Suárez-Quiñones, Carretón y Fernández-Mardomingo. / BC

Estos espacios, que están repartidos por 83 municipios, ocupan en su conjunto una superficie total de 52 hectáreas

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones,y el presidente de la Diputación de Burgos, César Rico, han firmado esta mañana en Villadiego un convenio de colaboración que permitirá la eliminación de 22 escombreras de la provincia.

El convenio, también ratificado por el Consorcio de Tratamiento de Residuos, contempla una partida de 2,5 millones de euros, de los que la Junta aportará algo más de 733.000 euros, y está dirigido a la recuperación ambiental de zonas degradadas por el depósito de residuos.

Suárez-Quiñones ha aprovechado la ocasión para destacar el «gran esfuerzo» que se ha realizado en la Comunidad hasta el momento en materia de residuos, con casi 260 millones de euros invertidos en el sistema de estas infraestructuras de gestión.

Las líneas generales comprometidas por el Gobierno autonómico para este convenio son las mismas que para el resto de diputaciones provinciales y pasan por la ejecución de los trabajos necesarios para la restauración de 122 escombreras.

Estas escombreras, repartidas en 83 municipios de la provincia, ocupan en su conjunto una superficie total de 52 hectáreas y forman parte del Inventario de Vertederos Ilegales de Residuos de Construcción y Demolición.

A través del convenio, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente asume la responsabilidad de contratar y ejecutar los trabajos de restauración de las escombreras, así como las asistencias técnicas y direcciones de obra necesarias.

Asesoramiento

Además, compartirá con la Diputación Provincial y el Consorcio de Tratamiento de Residuos la información precisa para la ejecución de las acciones que corresponda en cada caso, a la vez que prestará asesoramiento sobre este ámbito si es necesario.

Por su parte, la Institución provincial ejecutará y financiará, en los municipios donde estén radicadas las escombreras, un sistema de recogida separada de residuos domésticos y de construcción y demolición de carácter domiciliario, en zonas habilitadas o a través de puntos limpios.

Finalmente, el Consorcio de Tratamiento de Residuos, que aportará junto a la Diputación 1,8 millones de euros al convenio, informará a los ayuntamientos en los que presta servicio de recogida de los trámites y procedimientos necesarios para garantizar una correcta gestión de estos residuos.

Asimismo, pondrá a disposición de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente los terrenos de titularidad de la Diputación en los que se sitúan las escombreras e instará a los municipios a que adopten medidas de vigilancia y control.

Con la firma de este convenio en la provincia de Burgos, la Junta completa el Programa para la Recuperación Ambiental de Zonas Degradadas, que aprobó el Consejo de Gobierno en febrero de 2017, con una inversión de 9,6 millones de euros.

Este programa surgió con el objetivo de restaurar 2.263 escombreras inventariadas e implantar un sistema alternativo de gestión para los residuos de construcción y demolición, en cumplimiento con el Plan Integral de Residuos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos