Jurado mantiene su candidatura a la Presidencia de la Diputación como garantía del cambio que necesita la provincia

Esther Peña y David Jurado. /GIT
Esther Peña y David Jurado. / GIT

El PSOE recuerda que es la fuerza más votada, censura la «opacidad» de las negociaciones entre PP y Ciudadanos y les acusa de defraudar a los pueblos

BURGOS conecta
BURGOS CONECTABurgos

El candidato socialista a la Presidencia de la Diputación de Burgos, David Jurado mantiene su candidatura «como la garantía del cambio que necesita la provincia», pese a las «oscuras» negociaciones que han emprendido el PP y Ciudadanos, porque «el PSOE fue la fuerza más votada el pasado 26 de mayo».

En la misma línea, la secretaria general del Partido Socialista de Burgos, Esther Peña, entiende que el resultado de las urnas en las pasadas municipales «legitima al PSOE a aspirar al gobierno de la Diputación, porque la provincia pidió un cambio con sus votos». Una circunstancia que dice, «les va a negar Ciudadanos, a pesar de sus continuas proclamas en contra de la suma de minorías para la formación de gobiernos y de su promesa de regenerar las instituciones».

Jurado apuntala las afirmaciones de la secretaria general con el ejemplo de las manifestaciones de «quien hoy se postula a presidir la Diputación por Ciudadanos, con tres diputados de 25, Lorenzo Rodríguez». Así, recuerda que en el Pleno ordinario del pasado mes de octubre, cuando el PP presentó una moción para favorecer la lista más votada en los ayuntamientos, Rodríguez acusó a los populares de carecer de vergüenza, «repitió hasta la saciedad su postura en contra de formar gobiernos mediante la suma de minorías porque, según sus palabras, conllevaba contraprestaciones y también advirtió al PP de que no sería su cómplice ante esta esperada pérdida de mayorías que iba a sufrir en 2019».

Ocho meses después, y «bajo las directrices de sus partidos en Madrid y Valladolid, Rodríguez está dispuesto a hacerse con la Presidencia de la Diputación en unas elecciones que no ha ganado, en sociedad con un Partido Popular al que los pueblos le han expulsado del gobierno con sus votos, porque les ha defraudado, igual que Ciudadanos ahora», apostilla y sostiene que «es una evidencia más de que ni unos ni otros son de fiar y no tienen palabra».

Continuismo

Por su parte, la secretaria general del PSOE de Burgos denuncia también la «falta de cortesía política de Ciudadanos, que está dispuesto a sentarse con el PP y no con el PSOE, ganador claro de las elecciones municipales y autonómicas». «Si Rodríguez no rectifica, será cómplice de que las peores políticas de esta Institución, a las que una mayoría ha dicho basta, se mantengan durante cuatro años más, en detrimento del desarrollo de esta provincia».

Jurado le recuerda a Rodríguez también que en su discurso de investidura, hace cuatro años, propuso en nombre de Ciudadanos que la función de un diputado provincial se desarrollara en un periodo no superior a 8 años; es decir, dos legislaturas como máximo. «Ello elimina vicios y apoltronamientos no deseados, concluyó entonces Rodríguez, con lo que me pregunto cuáles van a ser las designaciones a las que alude en el comunicado de principio de acuerdo con el PP que hoy han hecho público».

En opinión de Peña, Ciudadanos está demostrando «que ha llegado a la provincia para que nada cambie». «Mucho me temo que, como ha ocurrido en Castilla y León, los puntos del acuerdo con el PP se reduzcan a puras generalidades vacías de contenido y que el objetivo único del pacto sea el reparto de sillas», concluye.