El envejecimiento al volante: en 10 años los conductores mayores de 65 años han aumentado un 64% en Burgos

Imagen de archivo de un conductor. /BC
Imagen de archivo de un conductor. / BC

En 2008 había en la provincia 28.437 conductores que superaban los 65 años | Actualmente la cifra ha aumentado hasta los 44.063

Aythami Pérez Miguel
AYTHAMI PÉREZ MIGUELBurgos

El envejecimiento de la población es una realidad también en la provincia de Burgos. Lo que se puede apreciar, igualmente, en la edad de los conductores de la provincia. Cada vez más arrugas al volante. Si en 2008 la cifra de conductores burgaleses que superaban los 65 años se situaba en 28.437, en 2018 alcanzó los 44.063, lo que supone un 64,53% más.

Según datos de la Dirección General de Tráfico en Burgos (DGT), de los 232.170 conductores, con todo tipo de licencia, que había en la provincia en 2018, 14.325 superaban los 74 años. Los conductores mayores de 65 años, por su parte, eran más que los menores de 35 años al voalnte. Es decir, en 2018 había 43.310 conductores menores de 35 años y 44.063 que superaban los 65.

En 2018 la cifra oficial de vecinos de la provincia de Burgos estaba en 357.070 personas, de las que 83.557 superaban los 65 años. Estas representan un 23,4% de la población total. El envejecimiento se aprecia en los datos que maneja la DGT. En 2008 había 10.123 conductores con más de 74 años, en la actualidad esta cifra alcanza los 14.325.

Datos evolución de la edad de conductores de 2008 a 2018

Franja edad / AñoDe 15 a 24 añosDe 25 a 34 añosDe 35 a 44 años De 45 a 54 añosDe 55 a 64 añosDe 65 a 74 añosMás de 74 años
2018 12.608 30.702 47.878 51.715 45.204 29.738 14.325
2017 12.641 31.591 49.304 51.663 43.801 28.709 13.508
2016 12.796 32.773 50.512 51.439 42.475 27.541 12.878
2015 12.743 34.126 51.474 51.171 41.188 26.192 12.653
2014 13.399 35.624 52.325 51.188 39.519 24.798 12.418
2013 13.770 37.031 53.085 51.105 39.072 23.630 13.694
2012 14.429 38.770 53.334 50.731 38.622 21.972 13.131
2011 14.872 40.476 53.165 50.362 37.643 20.718 12.247
2010 15.364 42.262 52.424 49.523 36.367 19.753 11.401
2009 16.041 43.965 52.441 48.746 35.851 18.927 10.816
2008 16.553 45.443 52.344 47.553 35.000 18.314 10.123

La tendencia augura cifras más abultadas de los conductores más mayores de cara a los próximos años. En la actualidad, vivimos más tiempo y la calidad de vida también es superior. Las personas que alcanzan una edad avanzada lo hacen en mejores condiciones que sus antepasados. El número de conductores que supera los 65 años ha aumentado pero también han mejorado sus condiciones al volante. La DGT sigue de cerca esta situación, el envejecimiento es uno de los retos de movilidad, no solo desde el punto de vista del conductor, sino también del peatón.

Con la edad, todo se ralentiza. Los problemas más graves derivan de la pérdida de visión y audición. En cruces o en la incorporación a otras vías es donde más riesgos se corre. Cuando se empiezan a percibir peligros, es cuando hay que dejar de conducir.

Los plazos de obtención del carné se reducen según avanzan los años

Los plazos de obtención del carné se reducen según avanzan los años. Aunque en España no hay límitie para conducir, en muchos casos se impone la obligación de renovar el permiso cada doce meses. Igualmente, aunque a un conductor se le considere apto se le pueden imponer ciertas restricciones si se considera necesario. Por ejemplo, puede que solo se le permita conducir de día, se le impongan límites de velocidad en la carretera o se le prohiba circular más allá de un radio determinado en torno a su hogar.

En los pueblos burgaleses, estas medidas permiten que los mayores se desplacen a otros municipios cercanos a comprar o al médico pero no que estos realicen un viaje largo. Aún así, desde la DGT se apunta que las personas mayores son las que menos accidentes de tráfico tienen.

Las personas mayores son las que menos accidentes de tráfico tienen

Menos jóvenes

Junto al aumento de conductores mayores también se observa otro fenómeno, la disminución de jóvenes burgaleses que optan por sacarse el carné de conducir. En 2018 obtuvieron un permiso de conducir 43.310 jóvenes de menos de 34 años, mientras que en 2008 la cifra estaba en 61.996 menores de 34 años.

El descenso de la natalidad, el éxodo juvenil y otras opciones de movilidad reduce el número de conductores jóvenes

Esta tendencia puede deberse a varias razones. La principal estaría vinculada al descenso de la natalidad y al éxodo juvenil que sufren provincias como Burgos. El cambio de costumbres sería otra. Los jóvenes ya no perciben como una necesidad de primer orden el tener carné de conducir. El mantenimiento de un coche no es barato y tienen otras opciones de movilidad.

Las franjas de edad con más conductores en la provincia de Burgos son las de personas de 34 a 44 años y 45 a 54 años.