Escalada y la comarca de Páramos recogen firmas para lograr un protocolo contra la avispa asiática

Nido de avispa asiática. /Gabriel Villamil
Nido de avispa asiática. / Gabriel Villamil

De cara a la primavera se espera la proliferación de más nidos y la Junta Vecinal de Escalada quiere que las administraciones sepan cómo actuar

Aythami Pérez Miguel
AYTHAMI PÉREZ MIGUELBurgos

La Junta Vecinal de Escalada, pedanía del Valle de Sedano, en la comarca burgalesa de Páramos, está dando los primeros pasos para lograr mayor unión en la provincia de Burgos para luchar contra la avispa asiática ('vespa velutina'). Este sábado, a las 12 horas, se ha convocado un encuentro en la Sala del Concejo de Escalada.

A la reunión se ha invitado a los vecinos, apicultores y alcaldes de la zona del Geoparque de Las Loras, incluidos los palentinos, ya que el problema se extiende hasta la provincia vecina.

El principal objetivo de este encuentro es la recogida de firmas para presionar a las administraciones competentes para que se elabore un protocolo de actuación frente a este problema. La recogida de firmas se extenderá por toda la comarca burgalesa de Las Merindades, donde más se sufre la problemática.

Con esta unión de los pueblos se quiere exigir a las administraciones que elaboren un protocolo de actuación para combatir a la 'vespa velutina'. Desde Escalada denuncian que el pasado año tuvieron siete u ocho nidos de avispa asiática, «tardaron mucho en venir a retirarlos y, al final, no sé si hicieron algo o los nidos se secaron», apunta Chema Alonso, de Escalada. «No existe ningún protocolo y llega la primavera y queremos combatir este problema», añade Alonso.

Desde Escalada se quiere aclarar a la población a quién se debe llamar para retirar uno de estos nidos y que se establezca qué administración debe actuar y cómo se debe proceder porque, como apunta Alonso, «ni siquiera los bomberos saben muy bien cómo actuar ni cuentan con medios para retirar los nidos».

Lo que se denuncia desde esta pedanía es que se actúa de manera «improvisada» cuando la amenaza es «muy cierta». Además, la presencia de la avispa asiátiva interfiere con las abejas de los apicultores de la zona. Las abejas europeas sufren una fuerte depredación por parte de la vespa velutina y, si a este se suma el cambio climático, la población de abejas de los apicultores de la comarca se ha visto muy mermada, lo que afecta a la producción y a la polinización.