Fomento y Junta siguen apostando por el desvío obligatorio de camiones de la N-I hasta que se liberalice la AP-1

La Plataforma de Afectados de la N-I lleva años reclamando la liberalización de la autopista/BC
La Plataforma de Afectados de la N-I lleva años reclamando la liberalización de la autopista / BC

Insisten en que es una medida prioritaria en materia de seguridad vial, que se encuentra en fase de tramitación

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Ante las dudas surgidas tras conocerse que la liberalización de la AP-1 se hará efectiva el próximo 1 de diciembre, el Ministerio de Fometno y la Junta de Castilla y León insisten en que sigue viva la propuesta del desvío obligatorio de camiones, subvencionado, para descongestionar el tráfico en la N-I hasta que llegue esa fecha.

En una nota de prensa, ambas administraciones afirman que «mantienen el compromiso y la voluntad de hacer efectivos» los convenios para el desvío obligatorio subvencionado del tráfico de vehículos pesados tipo 2 de la N-I a la AP-1 y de la N-120 a la AP-71, teniendo previstas las correspondientes aportaciones económicas.

Aseguran que los convenios están en tramitación, «compleja», pues afecta a Fomento, Junta y a la concesionaria de la autopista. Sin embargo, la medida se considera «un paso importante en materia de seguridad vial», de ahí que no se haya optado por abandonar el desvío. La N-I soporta alrededor de 3.500 vehículos pesados a diario, que contarán con una bonificación de hasta el 75% en el tramo entre Burgos y Armiñon.

Con esta medida, diariamente más de 700 vehículos pesados dejarán de circular por la carretera convencional, con la consiguiente mejora en las condiciones de circulación y seguridad, insisten. Desde la Junta esperan que se culmine cuanto antes la tramitación de los convenios, para que puedan entrar en vigor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos