Fomento pide garantizar una alta demanda para reabrir el Tren Directo

Fomento pide garantizar una alta demanda para reabrir el Tren Directo

El secretario de Estado acuerda con Lacalle, Rico y Suárez-Quiñones estudiar la posible repaertura en base a datos concretos sobre la demanda empresarial

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

El Ministerio de Fomento ha solicitado hoy una ampliación del estudio sobre el tren directo Burgos-Madrid por Aranda de Duero para garantizar que realmente existe una alta demanda en esta línea, cuya reapertura tendría un coste de 100 millones de euros y no los 15 millones que se estimaron inicialmente, según asegura el Ministerio en una información recogida por Efe.

El secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Julio Gómez-Pomar, ha asegurado hoy que la actitud del Ministerio es «positiva» para seguir analizando la propuesta, pero que es necesario identificar «una alta demanda y compromiso» por parte del ámbito empresarial que haga «rentable y razonable» esta línea de mercancías.

Así lo ha manifestado tras la reunión que ha mantenido hoy, en la sede del Ministerio en Madrid, con el consejero de Fomento de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones; el presidente de la Diputación de Burgos, César Rico Ruiz; y el alcalde de Burgos, Javier Lacalle sobre la posible reapertura de la línea.

Suárez-Quiñones ha destacado la «responsabilidad y compromiso» del Ministerio con Castilla y León, ya que pese a disponer de un informe técnico negativo sobre esta línea, ha instado a trabajar para aportar nuevos datos más ciertos y ha considerado lógico que los exija para justificar la alta inversión que necesita.

El consejero ha indicado que esta inversión tan importante, de 100 millones de euros, debe de estar basada en una previsión de demanda «seria, rigurosa y plausible» por lo trabajarán para tener, en un plazo de unos tres o cuatro meses, ampliado el estudio ya presentado ante el Ministerio el pasado mes de noviembre.

Según ha explicado, no se trata de que el Ministerio niegue que haya esa demanda para la línea de mercancías, sino que requiere datos «más concretos» de los que aporta el estudio. Por eso ahora, su intención es concretar más con el mundo empresarial y «buscar nombres y apellidos de empresas que pudieran compretemerse» para demandar este servicio.

Encuentro «muy positivo»

Por su parte, el alcalde de Burgos, Javier Lacalle, ha calificado el encuentro como «muy positivo» y ha considerado que se está trabajando seriamente desde el Ministerio y las partes implicadas -Junta de Castilla y León, Diputación de Burgos y Ayuntamiento- en ese análisis que espera que derive en la decisión de reapertura de la mitad de la línea.

Tal y como ha recordado, parte de los 310 kilómetros de la línea ferroviaria directa Burgos-Aranda de Duero-Madrid ya están en servicio, pero falta la apertura del tramo intermedio de unos 150 kilómetros hacia la zona de Segovia, cerrada tras sufrir un hundimiento en el túnel de Somosierra.

Las nuevas exigencias de seguridad que entrarán en vigor en 2024 son las que hacen que el coste de reapertura de la línea se haya incrementado hasta los 100 millones, ya que será necesario establecer dispositivos como un bloqueo automático único y un centro de control centralizado, entre otros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos