La lenta implantación del vehículo eléctrico en Burgos

Coche eléctrico cargando su batería en el Área Tudanca. /BC
Coche eléctrico cargando su batería en el Área Tudanca. / BC

Poco a poco se van incrementando las ventas de vehículos eléctricos en Burgos, pero su número sigue siendo residual y apenas alcanza el 0,06% del total | La provincia cuenta con 39 puntos de recarga y un centenar de cargadores

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

El vehículo eléctrico va ganando terreno. Eso sí, lo hace a un ritmo muy inferior al que algunos vaticinaban años atrás, sobre todo en territorios como Burgos. De hecho, el volumen de coches propulsados por baterías eléctricas en la provincia es hoy en día casi residual. Según los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), solo 167 de los 264.996 vehículos registrados en la provincia son eléctricos, esto es, un simbólico 0,06%. La ratio, además, se reduce si se tienen en cuenta solo los turismos, ya que en la provincia apenas hay matriculados 109 coches eléctricos de un total de 197.405.

«Todavía queda muchísimo camino por recorrer» para alcanzar la electrificación del parque de vehículos Fernando Andrés, presidente de Aconauto

Y las ventas no terminan de despegar. Así lo demuestran las estadísticas, que indican unas ventas casi residuales en Burgos. Así, durante el pasado ejercicio, en toda la provincia solo se matricularon 14 coches eléctricos puros, es decir, un paupérrimo 0,2% del total de 6.862 vehículos matriculados. La estadística mejora algo si se tienen en cuenta también los híbridos enchufables, con autonomías de unos 40 o 50 kilómetros. Si se incluyen también estos modelos, las ventas ascendieron a 36 unidades, una menos que en 2017.

A la vista de estos datos, queda claro que «todavía falta muchísimo camino por recorrer» para alcanzar la electrificación. Así lo defiende Fernando Andrés, presidente de la Asociación de Concesionarios de Burgos (Aconauto), quien considera que «a día de hoy no estamos preparados» para la implantación total del coche eléctrico.

El vehículo eléctrico, en cifras

167 vehículos:
Apenas un 0,06% de los 264.996 vehículos matriculados en Burgos son eléctricos.
109 turismos:
Solo el 0,055% de los 197.405 turismos matriculados en Burgos son eléctricos.
34 motocicletas y ciclomotores:
El grado de electrificación de estos dos ámbitos es el más elevado en la provincia.
20 furgonetas:
En Burgos hay un total de 20 furgonetas propulsadas únicamente con baterías eléctricas, un 0,63%.
Un autobús:
En toda la provincia solo hay matriculado un autobús eléctrico.

«Todas las marcas están trabajando» en el desarrollo y comercialización de nuevos modelos con cada vez más autonomía, pero «no hay infraestructura» y, por ende, «apenas hay clientela» que pueda adaptarse a la electrificación, asegura.

En este sentido, el responsable de Aconauto entiende que para alcanzar el objetivo de la electrificación del parque automovilístico español hace falta «implicación» por parte de las administraciones públicas. «Si no hay ventajas fiscales para el montaje de electrolineras y bonificaciones para su implantación», será difícil cumplir los objetivos planteados por el propio Gobierno, que ha marcado el 2040 como horizonte temporal para la desaparición de los motores diésel y gasolina. Esto significa, básicamente, que «los clientes pueden estar tranquilos» cuando se compren coches con motorizaciones tradicionales.

Eso sí, la crisis del diésel y los anuncios de diferentes instituciones nacionales y supranacionales sí parecen haber impulsado un cambio en las preferencias. Y las motorizaciones híbridas parecen haber pescado en río revuelto. En este caso, el incremento de ventas de coches con motorizaciones distintas al diésel y la gasolina se situó el año pasado en un 46,1% hasta alcanzar las 637 unidades (un 9,33% del total de coches matriculados).

Escasa infraestructura

Más allá de la propia evolución de las motorizaciones eléctricas, un segundo aspecto condiciona, y mucho, la implantación del coche eléctrico, y es la escasa infraestructura desplegada en Espña en general y Burgos en particular. De momento, la provincia cuenta con un total de 39 puntos públicos de recarga de vehículos eléctricos, con alrededor de un centenar de cargadores de diferentes tipos. Buena parte de esos puntos (20) se encuentran en la capital, repartidos en concesionarios, estaciones de servicio, hoteles o edificios públicos, como la delegación de la Junta de Castilla y León o el aparcamiento del Complejo de la Evolución Humana.

El resto se reparten a lo largo y ancho de la provincia, con especial presencia en Aranda de Duero, Miranda de Ebro o Lerma, esto es, en el eje viario de la A-1, que concentra buena parte del tráfico de la provincia.

Cada vez más infraestructura

39 puntos de recarga:
En los últimos años se han instalado nuevos puntos públicos de recarga de baterías hasta alcanzar la cifra de 39, la mayoría de ellos repartidos en los tres grandes municipios.
Más de un centenar de cargadores:
En total, la provincia cuenta con algo más de un centenar de cargadores de todos los tipos, tanto Schuko como de carga semirrápida y rápida.
6 supercharger:
El Hotel landa cuenta con seis supercharger de Tesla, los cargadores más potentes del mercado, con una potencia de 135 kW. La compaía norteamericana instalará otros 11 supercharger en el Área Tudanca de Fuentespina.

Se trata de una cifra sensiblemente superior a la de algunas de las provincias de nuestro entorno -muy inferior a territorios como Madrid o Barcelona-, y que se va incrementando paulatinamente. Sin embargo, un simple vistazo al mapa permite concluir que la infraestructura de recarga de vehículos eléctricos se encuentra aún en una fase muy embrionaria. De hecho, buena parte de las conexiones disponibles son Schuko (enchufes convencionales), poco operativas fuera del hogar.

El resto de puntos de recarga cuentan con conectores semirrápidos o rápidos, con potencias que oscilan entre los 22 kW y los 50 kW, y que permiten cargas en menos de una hora. Mención aparte se merecen los supercargadores de Tesla, que ofrecen una potencia de hasta 135 kW. Por el momento, sólo el Hotel Landa ofrece este tipo de cargadores (6), pero la compañía norteamericana está ultimando la instalación de otros 11 supercargadores en el Área Tudanca de Fuentespina.

 

Fotos

Vídeos