Las listas de espera crecen un 1,5% en Burgos, aunque se reducen en Aranda y Miranda

Hospital Universitario de Burgos (HUBU)/PCR
Hospital Universitario de Burgos (HUBU) / PCR

La provincia cerró el primer trimestre del año con 4.407 pacientes en lista de espera, un 1,6% menos que en 2017

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Un total de 4.407 pacientes se encontraban incluidos en las listas de espera quirúrgica en la provincia burgalesa a fecha 31 de marzo de 2018. La cifra supone un 1,6% menos que en el mismo periodo del pasado año, cuando se contabilizaron 4.480 pacientes. Eso sí, las listas se han incrementado en el Hospital Universitario de Burgos, mientras que los centros de Miranda de Ebro y Aranda de Duero han registrado leves descensos, lo que ayuda a bajar el cómputo total.

Así, en el primer trimestre del año el Hospital Universitario de Burgos había 3.341 pacientes pendientes de una intervención quirúrgica, un 1,5% más que hace un año. De este modo, Burgos presenta una tasa de 12,75 pacientes en lista de espera por cada 1.000 habitantes, por encima de la media regional, que cuenta con una tasa del 11,11. Además, el HUBU es el tercer hospital de Castilla y León con mayor lista de espera, tras Salamanca, que cuenta con 5.325 pacientes y León, con cifras casi iguales a las burgalesas (3.347 pacientes).

El tiempo de demora media alcanza en la capital los 63 días, por debajo de la media regional, que se sitúa en 73 días. Eso sí, para los casos de prioridad 1 y prioridad 2, los que tienen que atenderse en menos de 30 y 90 días, respectivamente, la demora media fue de 9 y 35 días en el 100% de los supuestos, de acuerdo con los datos hechos públicos en la jornada de ayer por la Consejería de Sanidad. Para los pacientes de prioridad 3, 3.050 del total, el tiempo medio de espera es de 66 días.

Aranda y Miranda

Por lo que respenta a los centros hospitalarios de la provincia, en el Santos Reyes de Aranda de Duero se ha registrado un descenso del 10,60%, al pasar de 604 a 540 pacientes en lista de espera. La demora media en el primer trimestre del año ha sido de 48 días, 50 para el caso concreto de los pacientes de prioridad 3. La tasa de pacientes en espera, sobre los 1.000 habitantes, es del 12,41.

Mientras, en el Santiago Apóstol se han contabilizado 526 pacientes pendientes de intervención, un 10,39% menos que hace un año, cuando sumaban 587. En este caso, el tiempo medio de espera han sido 62 días, y 67 para los pacientes de prioridad 3. Miranda presenta 10,46 personas en lista de espera por cada 1.000 usuarios.

En Castilla y León, la reducción en las listas de espera ha alcanzado el 10%, con 2.901 pacientes menos entre 2017 y 2018. A fecha 31 de marzo, el sistema de salud regional contaba con 26.160 personas pendientes de una operación. El tiempo de demora también ha caído un 13%, situándose en los 73 días, frente a los 83 del pasado año.

Valoración política

Para el consejero de Sanidad, el descenso en las listas de espera quirúrgica demuestra la efectividasd del Plan Perycles, implementado hasta 2019. Antonio María Sáez Aguado ha insistido en que Sanidad recurre cada vez menos a los conciertos privados, apuntando que se neceitan medidas estructurales y no de choque, así como trabajar en mejorar la efectividad de los recuros públicos, aumentándolos, y de los bloques y comisiones quirúrgicas.

Sin embargo, las buenas palabras del consejero chocan de frente con las críticas del PSOE. Los procuradores por Burgos Luis Briones y Virginia Jiménez consideran «indecente» que se presuma de unos datos que suponen, en Burgos, un incremento en 208 personas con respecto al cierre del ejercicio 2017. Y una subida en 52, como dato interanual.

En nota de prensa, los procuradores afirman no entender cómo el Partido Popular «fue capaz» de votar en contra de una proposición de ley defendida por el Grupo Socialista, en la que se perseguía «fijar un tiempo de demora máxima y garantías» para los usuarios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos