El PP reclama medidas para «minimizar el impacto económico» del cierre de Garoña

Central nuclear de Santa María de Garoña/BC
Central nuclear de Santa María de Garoña / BC

Han registrado una proposición no de ley, preocupados por el futuro del área de influencia

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

El PP ha registrado en el Congreso una proposición no de ley por la que insta al Gobierno a impulsar «cuantas medidas sean necesarias» para «minimizar el impacto económico» que puede sufrir la comarca cercana a la central nuclear de Santa María de Garoña tras su cierre, informa Europa Press

Fue el exministro 'popular' de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, que decidió poner fin a la vida útil de esta planta y, según sus informes, el tiempo de desmantelamiento de la central está previsto que se complete en un periodo de entre 13 y 16 años. Por su parte, ENRESA, la empresa pública que gestiona residuos radiactivos, es partidaria de la retirada total de las instalaciones y del reactor aproximadamente en unos 12 años.

Sin embargo, no es el desmantelamiento de Garoña lo que preocupa al PP, sino la situación en la que podría quedar la comarca que dependía económica y socialmente de esta central.

Más información

A su juicio, se debe aprovechar la próxima década para dotar a la comarca burgalesa de un plan de desarrollo que ofrezca alternativas para la creación de riqueza y empleo, así como la regeneración ambiental de la zona.

Una industria agroalimentaria puntera

«La central nuclear de Santa María de Garoña está situada en un entorno privilegiado: la península está formada por un meandro del río Ebro, en el municipio del mismo nombre en el valle burgalés de Tobalina, regado también por los ríos Jarea y Purón, y rodeado por 360 núcleos de población«, apunta el PP en el texto registrado, en el que también destaca la existencia en la zona de poblaciones prehistóricas como la de Ojo Guareña o de iglesias románicas y góticas.

Los 'populares' señalan que la situación geográfica de la comarca «debería aprovecharse para fomentar la agricultura de regadío y una industria agroalimentaria puntera basada en una constante innovación de sus productos«. »En definitiva, un lugar idóneo para fomentar el turismo y el desarrollo económico de los recursos de la zona«, apunta.

Por ello, urge al Gobierno a poner en marcha esas medidas que permitan este desarrollo de la comarca cercana a Garoña y que estudie un plan que permita minimizar el posible impacto económico que el desmantelamiento de la planta pueda tener el futuro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos