Una plataforma provincial pedirá a Educación un transporte escolar con más opciones de elección de centro

Dos autobuses escolares de la ciudad de Valladolid. /Ramón Gómez / El Norte de Castilla
Dos autobuses escolares de la ciudad de Valladolid. / Ramón Gómez / El Norte de Castilla

Los padres de 19 alumnos de Tardajos a los que se ha suprimido el servicio, por acudir a institutos no asignados al pueblo, trabajan en la propuesta definitiva

Aythami Pérez Miguel
AYTHAMI PÉREZ MIGUELBurgos

Los padres de los 19 alumnos de la ruta de transporte escolar de Tardajos a los que la Dirección Provincial de Educación dejó sin este servicio a primeros de este año están conformando un plataforma. El objetivo es aglutinar en ella a todas las familias de alumnos de la provincia de Burgos con su misma problemática.

Actualmente, los impulsores de la plataforma están conociendo la situación de otros padres o tutores que sufren su mismo problema y recogiendo sus datos. En breve se reunirán y de este encuentro saldrá el comité de la plataforma, según explica Cristina Prieto, madre de dos alumnos de Tardajos.

El objetivo es elaborar una propuesta sobre el transporte escolar para que, de forma indirecta, no se 'obligue' a los niños y adolescentes de los pueblos cercanos a Burgos, o a otras poblaciones grandes con variada oferta educativa, a acudir a un centro determinado. Es lo que les ocurre a estos jóvenes.

Desde el pasado 8 de enero, los padres de 19 alumnos de Educación Secundaria de Tajadura, Rabé de las Calzadas, Tardajos y Villalonquéjar se organizan en función de sus trabajos y horarios para llevar a sus hijos hasta los institutos de la capital burgalesa. Hasta el 7 de enero, los jóvenes pudieron disfrutar del servicio de transporte escolar, después de ese día ya no se les deja montar en el autobús.

La Dirección Provincial de Educación informó por carta a las familias de esta nueva situación. Juan Carlos Rodríguez Santillana, director provincial de Educación, acusa a estos jóvenes de usar «ilegalmente», desde hace más de cuatro años, la ruta de transporte y de hacer «caso omiso de los requerimientos de la administración».

Escasa oferta educativa

El problema reside en el centro de Burgos en el que están matriculados. De estos 19 alumnos que no pueden disfrutar del transporte escolar algunos están matriculados en el IES Cardenal López de Mendoza, otros en el Centro Privado De Educación Secundaria Salesianos Padre Aramburu y otros en el IES Conde Diego Porcelos. Rodríguez Santillana sentencia que «la ruta de transporte solo les lleva hasta uno, el IES Camino de Santiago, y no es legal usarla para llevarles a otros. Los miles de alumnos de Burgos saben que pueden matricularse en el centro escolar que les venga en gana, público o privado, pero el servicio complementario de transporte se efectúa desde la localidad al centro que esta tiene asignado».

Más información

Los padres argumentan que si llevan a sus hijos a otros institutos diferentes del Camino de Santiago es por «la escasa oferta educativa» de este centro, «si no fuera porque los niños de los pueblos cercanos a Burgos están obligados a acudir a él, no tendría tantos alumnos». Consideran que esto es perjudicial y discriminatorio para los jóvenes del mundo rural. «Los jóvenes no entienden por qué se les obliga a matricularse en un centro que será peor para su futuro académico porque no pueden cursar lo que desean», explica Cristina.

Las propuestas de esta plataforma girarán sobre la idea de que se cambie el instituto asignado a Tardajos y los pueblos cercanos por otro con mayor oferta educativa. Igualmente, también se propondrá a la Dirección Provincial de Educación que se creen rutas escolares. «En Burgos hay tres o cuatro puntos que están cerca de las zonas de institutos. Pediríamos que el bus pare en ese punto para que el joven vaya al centro que quiera. Así, los chavales de los pueblos, tendrían la misma igualdad para elegir qué estudiar», explica Cristina.

El Ayuntamiento de Tardajos apoya a los padres en esta iniciativa y está en contacto con otros Ayuntamientos de la provincia de Burgos para aglutinar apoyos para esta plataforma. Su objetivo es presentar su propuesta y firmas de apoyo en la Dirección Provincial de Educación de Burgos y en la Delegación Territorial de la Junta.

Educación no da opciones

Por su parte, el director provincial de Educación, aunque no conoce esta propuesta ya se manifestaba en líneas similares, «el transporte es de la localidad al centro que esta tiene asignado y eso es así en Burgos, Castilla y León y toda España, no es ninguna anécdota». Además, señala que «algunos de los alumnos de esta ruta se bajaban en el Camino de Santiago y se iban al Diego Porcelos, esto es profundamente irregular. Si en ese momento les ocurre algo ¿quién es el responsable de esos jóvenes menores?», se pregunta.

Cristina apunta al respecto que conocen la normativa pero les gustaría ser escuchados porque «no nos ha dejado darle opciones». Confían en que si el problema se manifiesta a nivel provincial, se abran a escuchar propuestas o a modificar el procedimiento. Proponen rutas escolares en las que tengan cabidas varios centros y no sean tan restrictivas.

«Hacemos esto por nuestros hijos. Ellos saben lo que quieren, mi hijo quiere un bachillerato bilingüe y no entiende por qué se le quieren cerrar puertas. En el Camino de Santiago no lo puede cursar y sería injusto que por ser de un pueblo tengan menos opciones», apunta Cristina.

Del López de Mendoza al Camino de Santiago

A partir del curso 2013-2014 se puso en marcha el proceso por el que el alumnado de Educación Secundaria de Tardajos y las localidades vinculadas al coelgio de este pueblo, adscrito hasta ese momento al IES Cardenal López de Mendoza, pasarían al IES Camino de Santiago si deseaban hacer uso del transporte escolar.

«Nosotros no obligamos a matricular en ningún instituto, cada uno puede hacerlo donde quiera, pero la ruta de transporte solo les lleva hasta uno, el Camino de Santiago, y no es legal usarla para llevarles a otro», apunta Juan Carlos Rodríguez Santillana, director provincial de Educación. Con respecto a la situación de los jóvenes de Tardajos y localidades vecinas a los que se ha dejado sin transporte escolar a mitad de curso, Rodríguez Santillana apunta que «desde hace años venían usándolo de manera ilegal, se les ha llamado la atención y reconvenido a las familias». Matiza que «no se les ha retirado si no que hay alumnos que estaban utilizando una ruta ilegalmente».

El director provincial de Educación reconoce que se ha indicado a la empresa concesionaria los jóvenes que sí puede llevar, «la parada en otro instituto que no sea el Camino de Santiago no está recogida con la empresa».

Las rutas se aprueban antes de que comience el curso, así que, si los alumnos han estado «usando ilegalmente» esta ruta, también se ha prestado un servicio ilegal por parte de la Dirección Provincial de Educación.Rodríguez Santillana sentencia que «no hay marcha atrás porque sería incumplir la ley como responsable de la administración educativa en Burgos».