El PP confía en llegar a un acuerdo de gobierno con VOX y Ciudanos en Aranda

La alcaldesa en funiones del PP de Aranda de Duero, Raquel González./. Gabriel de la Iglesia
La alcaldesa en funiones del PP de Aranda de Duero, Raquel González. / . Gabriel de la Iglesia

La alcaldesa popular en funciones, Raquel González, ha manifestado su intención de formar un tripartito a la andaluza debido a las numerosas coincidencias programáticas que mantienen

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

La alcaldesa en funciones de Aranda de Duero, Raquel González (PP), se ha mostrado este miércoles confiada en que las conversaciones emprendidas con Ciudadanos y Vox fructifiquen y la permitan mantenerse al frente de este Consistorio burgalés a partir del próximo sábado.

González, que encabezaba la lista del PP, la segunda más votada de las siete que concurrieron a las elecciones municipales en Aranda de Duero, consiguiendo seis de los 21 concejales en liza, ha reconocido a EFE que ha mantenido ya varios encuentros con responsables de las formaciones naranja y verde para intentar alcanzar los 11 apoyos en que se sitúa la mayoría absoluta de la Corporación arandina, cerrando así la posibilidad de gobernar al PSOE, la fuerza más votada.

Unas reuniones que, ha explicado, ha mantenido por separado con cada uno de los grupos políticos aunque su intención es conseguir formar un tripartito a la andaluza y que han puesto en evidencia las numerosas coincidencias programáticas que mantienen.

«Hemos hablado solo de programas y hay muchos puntos en común. En realidad, todas somos formaciones de centro-derecha y queremos lo mismo para Aranda», ha explicado.

González no ha querido valorar la posibilidad de que tuviera que renunciar a ser alcaldesa al llevar ya ocho años en el cargo, tal y como exigió el candidato de Cs a presidir la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, en la entrevista concedida a EFE.

«Todo lo que sé de ese tema lo he sabido por la prensa. Nadie me ha hecho un planteamiento formal en ese sentido, por lo que no voy a entrar a valorarlo. Y menos ahora que parece que esa premisa se ha retirado», ha subrayado.

En cualquier caso, ha insistido que en las negociaciones entabladas no se está hablando de personas, sino de programas y proyectos, por lo que no se ha planteado nada en ese sentido.