Los dos trabajadores que sufrieron accidentes laborales en Aranda continúan graves

El Hospital Santos Reyes de Aranda atendió de urgencia a los dos heridos que posteriormente fueron trasladados al HUBU y al Clínico Universitario de Valladolid. /BC
El Hospital Santos Reyes de Aranda atendió de urgencia a los dos heridos que posteriormente fueron trasladados al HUBU y al Clínico Universitario de Valladolid. / BC

Comisiones Obreras ha emitido un comunicado de apoyo

Susana Gutiérrez
SUSANA GUTIÉRREZ

Los dos trabajadores que sufrieron, esta semana, accidentes laborales en Aranda continúan en estado grave. Comisiones Obreras de Burgos, de Aranda y su Federación de Industria, a través de un comunicado de prensa, han lamentado profundamente estos dos accidentes acontecidos en la capital ribereña. En menos de 24 horas, detallan que la localidad arandina ha tenido una «fatídica casualidad relacionada con sendos accidentes graves de trabajo».

El primer accidente laboral ocurrió a primera hora de la mañana del pasado martes día 18 de junio en las instalaciones que el grupo alimentario Calidad Pascual tiene en la carretera de Palencia de la villa ribereña. Un trabajador de 35 años resultaba herido al precipitarse de una altura de entre 8 y 10 metros. El afectado fue derivado primero al hospital Santos Reyes de Aranda, desde donde fue trasladado en un helicóptero de emergencias sanitarias al Hospital Universitario de Burgos (HUBU). Y a la jornada siguiente, este miércoles día 19 de junio, en las instalaciones que la empresa Tecnoaranda, donde un varón de 25 años fue golpeado en el pecho por una plancha metálica de unos 10.000 kilos. El incidente afectó gravemente a los pulmones, por lo que después de que los servicios de emergencia lo llevaran al hospital arandino, una UVI móvil le ha trasladado al hospital Clínico Universitario de Valladolid. Ha perdido un pulmón y en estos momentos su estado continúa siendo muy grave.

El conjunto de la organización sindical de Comisiones Obreras ha mostrado a través del escrito, «su solidaridad con la familia de ambos trabajadores y sus compañeros de trabajo». En este sentido, CCOO se pone «a la entera disposición de todos ellos para llevar a cabo todas las gestiones oportunas encaminadas a esclarecer lo sucedido. Pedimos a las diferentes administraciones implicadas en este tipo de sucesos la máxima celeridad y objetividad para buscar las causas que han provocado estos accidentes y depurar todas las responsabilidades en caso de que las hubiere».

Desde este sindicato se advierte que «una vez más» se pone de manifiesto que el aumento de la precariedad laboral, el empeoramiento de las condiciones laborales propiciadas por la Reforma Laboral y la falta de inversión en la prevención de riesgos laborales está provocando un gran incremento de la accidentabilidad en los puestos de trabajo. Comisiones insiste en que «no podemos permitir que exista ningún incumplimiento de la normativa de prevención de riesgos laborales, y por ello reclamamos más inspectores y más sanciones, en el caso de que existan infracciones. Llegar hasta el último resquicio para depurarlas. Puesto que no podemos permitir tanta sangría en los puestos de trabajo».