Saturnino Calleja tendrá «por fin» su museo en Quintanadueñas

La familia de Saturnino Calleja/Enrique Fernádez de Córdoba y Calleja
La familia de Saturnino Calleja / Enrique Fernádez de Córdoba y Calleja

El proyecto, presupuestado en 92.000 euros, se prevé concluir en marzo de 2019 | El museo contará con objetos personales del histórico editor, pedagogo y escritor

Andrea Ibáñez
ANDREA IBÁÑEZBurgos

Saturnino Calleja contará con su propio museo en Quintanadueñas. Para los más despistados, ¿quién era? Saturnino Calleja fue un editor, pedagogo y escritor burgalés, fundador de la Editorial Calleja, autor de libros de educación primaria y de lecturas infantiles. Sí, es lo que están pensando. Es aquel que dio comienzo al famoso dicho 'tienes más cuento que Calleja'.

Aún quedan unos meses para que sea una realidad, pero ya están en marcha los pasos previos a su apertura. El proyecto se aprobó en Pleno el mes de junio y la licitación del pliego ya está en marcha. El plazo de ejecución se alargará hasta el día 31 de marzo. La obra se licitará por 92.000 euros y contará con la subvención de Sociedad para el Desarrollo de la Provincia de Burgos (Sodebur).

La biblioteca y el museo dedicado al 'cuentista' compartirán espacio en el edificio del actual consultorio médico con un total de 267 metros cuadrados a su disposición. Ya está firmado el convenio de cesión de los objetos de Calleja con la familia y ahora falta hacer el inventario para decidir lo que finalmente se expondrá en el museo. Para decidirlo se contará con la comisaria María Victoria Sotomayor, que ya participó en las exposiciones organizadas en León y Burgos sobre el editor.

De momento, sí se sabe que se contará con piezas del despacho en el que trabajaba; la mesa, el flexo, el sillón y varios de los cuentos más famosos serán algunas de las pertenencias del escritor que formarán parte de la exposición. Además, también se prevé contar con otros detalles muy personales, como la taza en la que acostumbraba a desayunar.

Figura reconocida

Pero este museo no es el único homenaje con el que cuenta el escritor burgalés en su provincia. En la misma localidad existe un colegio con su nombre y también lo lleva un parque en la capital burgalesa (por la zona de Parralillos). Precisamente en la inauguración de este acto, su nieto Enrique Fernández de Córdoba y Calleja solicitó que se creará un museo en la ciudad, cosa que no se ha llegado a dar. Sin embargo, el compromiso llegó por parte del alcalde de Quintanadueñas, Gerardo Bilbao, que ofreció la localidad dado que su padre era de oriundo de la misma y un joven Saturnino veraneaba allí antes de fijar su residencia en Madrid.

De hecho, el Consistorio de Quintanadueñas ya inició tiempo atrás el reconocimiento a la familia de Calleja, nombrando a su nieto pregonero de las fiestas en 2006. Ahora, eso sí, el reconocimiento será mayor. «¡Por fin se va a hacer, estoy muy contento e ilusionado!», ha confesado a este medio.

Al igual que Enrique, el resto de los Calleja -que no son pocos- están impacientes por poder visitar el museo que tanto se ha hecho esperar. «Han sido muchos años de lucha», relata su nieto. Por ello, augura que serán unos cuantos el día que se abran las puertas debido al enorme significado que tiene este museo para ellos. «Simboliza resucitar la memoria de mi abuelo y después de tantos años es la guinda de la tarta».

Pero a Enrique no hay reto que se le resista y aún tiene uno por delante, conseguir que en Ronda -pueblo natural de la madre de Saturnino- le hagan hijo adoptivo, aunque reconoce que lo más importante ya está hecho y su sueño ya se ve cumplido con este museo de Quintanadueñas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos