De la Serna echa un jarro de agua fría sobre el Directo

La línea férrea sigue cerrada/BC
La línea férrea sigue cerrada / BC

El ministro de Fomento asegura que «sigue abierto» a negociar la reapertura del Directo, pero reconoce que el estudio técnico arroja muchas dudas

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

El Ministerio de Fomento «sigue abierto» a reabrir la línea férrea directa entre Burgos y Madrid, pero cada vez hay más incertidumbres. Así lo ha reconocido hoy el propio ministro, Íñigo de la Serna, que ha aprovechado la presentación del estudio informativo del Ave a Vitoria para hablar de una reivindicación que en los últimos años ha aglutinado a empresarios, administraciones y organizaciones de la provincia. Una reivindicación que, a la vista de lo planteado hoy, tiene opciones de morir en la orilla.

Y es que, según ha explicado De la Serna, los técnicos del Ministerio aún están analizando el documento técnico que meses atrás entregó el Ayuntamiento y la Diputación. Un documento que, eso sí, ya se ha comprobado que presenta «incertidumbres» y «errores» en diferentes aspectos.

La historia del Directo

Así, el ministro ha subrayado que el cálculo de ahorros de tiempos de viaje y costes no está bien definido, toda vez que «no se ha tenido en cuenta» que la línea no tiene apeaderos de 750 metros de largo, como sí tiene la línea por Valladolid, lo que la hace más competitiva para grandes trenes de mercancías. En esta misma línea, ha añadido, no se ha justificado que el volumen de mercancías que atraviesan el corredor Burgos-Madrid vaya a decantarse por el ferrocarril en detrimento de la carretera o que parte de las mercancías que van por Valladolid lo hacen para dirigirse a Portugal, y no a Madrid.

Además, ha insistido, la propuesta elevada desde Burgos pasa por realizar una inversión mínima que, según Fomento, no sería suficiente. No en vano, dicha propuesta se basa en el tráfico de trenes diésel, cuando la tendencia actual pasa por la electrificación total. Esa circunstancia, sumada a las nuevas exigencias de seguridad y señalización de la Unión Europea obligaría, según De la Serna, a incrementar la inversión hasta el entorno de los 100 millones de euros.

Por todo ello, el ministro ha insistido en «ser prudentes», ya que «estamos hablando de dinero público». «Hay que hablar con rigor y propiedad» cuando se plantean inversiones de este calado, ha reafirmado.

Aún así, ha añadido, cuando concluya el estudio del documento, los responsables técnicos y políticos del Ministerio se sentarán con los representantes de la provincia para decidir el futuro del Directo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos