Vecinos y alcaldesa siguen enfrentados en Rublacedo

Los vecinos se han manifestasdo en numerosas ocasiones contra la alcaldesa/BurgosConecta
Los vecinos se han manifestasdo en numerosas ocasiones contra la alcaldesa / BurgosConecta

La plataforma vecinal acusa a Marta Ruiz de saltarse la ley con nuevos desempadronamientos y la regidora afirma que está cumpliendo con su obligación

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

En Rublacedo de Abajo continúan los enfrentamientos entre la plataforma 'Salvemos Rublacedo', formada por vecinos de la pedanía de Rublacedo de Arriba, y la alcaldesa del municipio, Marta Ruiz (Ciudadanos). La polémica de los desempadronamientos cumple un nuevo capítulo, y frente a las críticas y las acusaciones de los vecinos, Ruiz insiste en que «nada de lo que están diciendo es cierto».

La Plataforma 'Salvemos Rublacedo' exigió, semanas atrás, que se declarase nula la moción de censura por la que Felipe Cerezo se convirtió en alcalde pedáneo en 2016. Alegaba que, tras llevar el caso de los desempadronamientos de siete vecinos a los tribunales, la justicia les había dado la razón, declarándolos nulos. Víctor Gómez, su portavoz, afirmaba que las sentencias obligaban al Ayuntamiento a volver a empadronar a los vecinos y, a juicio de la plataforma, como la moción de censura salió adelante gracias a esos desempadronamientos, toca anularla.

Sin embargo, Marta Ruiz lo niega, pues el juez no entra a valorar si los desempadronamientos se han realizado conforme o no a la normativa. Solo valora el expediente administrativo, ha asegurado la alcaldesa, y este se dejó caducar. Por ese motivo, la sentencia obliga a que se reinicie el proceso, volviendo a empadronar a los vecinos, para que el expediente se complete de manera correcta. En ningún caso recoge que los desempadronamientos no se ajustasen a la normativa, ha asegurado Ruiz.

El juez no valoró los desempadronamientos, solo que el expediente estaba caducado y había que reiniciarlo

Y en ello está ahora, pues el Ayuntamiento ha iniciado nuevos expedientes que afectan no ya a siete vecinos sino a nueve, «que no viven en el pueblo». Marta Ruiz ha recordado que es obligación del alcalde tener el padrón en regla. Por ese motivo, cuando existe una sospecha de que hay vecinos empadronados que no deberían estarlo, se habre el correspondiente expediente.

Ahora se encuentra en fase de alegaciones, para que los vecinos puedan presentar las pruebas que demuestren que su empadronamiento es correcto. Además, Ruiz ha insistido en que la decisión no la toma el Ayuntamiento, sino el Instituto Nacional de Estadística (INE), al que se envía toda la documentación, y que es el que valora caso a caso. «Estamos intentando hacer las cosas por lo legal», ha afirmado la alcaldesa, mientras se la está «amenazando» con una denuncia penal, lamenta.

Al límite

«Es imposible llevar un ayuntameinto como el de Rublacedo cuando hay tantos intereses», ha afirmado, al mismo tiempo que insiste en que la actitud «caciquil» no es la suya, sino la de algunos vecinos. A todo ello se suma la sombra de una moción de censura, que planea sobre su cabeza una vez el otro concejal de Ciudadanos ha dimitido. Su sustituto será un edil del Partido Popular, pues en Rublacedo se votaron listas abiertas, y Ruiz es consciente de que acabarán por presentar una moción de censura, pues el PP tendrá mayoría.

La moción de censura planea sobre el Ayuntamiento tras la dimisión del otro concejal de Cs

Mientras, la Plataforma 'Salvemos Rublacedo' estudia si constituirse en asociación para, llegado el caso, sumarse a la denuncia que puedan presentar los vecinos desempadronados. Víctor Gómez critica que la alcaldesa esté examinando con lupa quién vive en el pueblo y quién no, para abrir los correspondientes expedientes, pero dejando fuera a vecinos que son de su familia.

«Si se aplica la ley de desampadronamientos se debe aplicar con todas las consecuencias», ha insistido el portavoz de los vecinos. La plataforma confía en que los expedientes de desempadronamiento no prosperen, y asegura que los vecinos están cansados de la gestión de Ruiz, y de Felipe Cerezo, si bien por el momento se están comportando de manera «muy cívica».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos