La villa de Medina de Pomar recibe este fin de semana a Carlos V, en su último viaje con destino a Yuste

Imagen de la entrega de las llaves de la villa al Emperador/Medina de Pomar
Imagen de la entrega de las llaves de la villa al Emperador / Medina de Pomar

El municipio recreará el paso del monarca por la provincia con desfiles, actividades de calle, música, espectáculos de fuego y un mercadillo renacentista

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Damas y caballero, hombres de Dios y seglares, nobles y plebeyos, juglares acróbatas y santimbanquis, infantes, peregrinos y caminantes, hospitaleros, artesanos y comerciantes. A todos los moradores de Medina de Pomar, y alrededeores, se les ha invitado a celebrar la gran fiesta de recepción de Carlos V. El Emperador pasará este fin de semana por la provincia en su viaje con destino al Monaterio de Yuste, donde se retiró hasta su muerte tras abdicar en 1555.

Carlos I de España y V de Alemania, en lo que se considera su último viaje, entró en España por Laredo (Cantabria) en 1556 y, en su camino hasta Extremadura, pasó por Agüera de Montija y Medina de Pomar. Así que la villa rememorará, cinco siglos más tarde, la alegre y solemne recepción que se le hizo al Emperador, dentro de los proyectos de promoción de la Ruta de Carlos V, a la que pertenece el municipio burgalés.

El programa arrancará este viernes a las 21:00 con el recorrido del pregonero por las calles y plazas de Medina anunciando la inminente llegada del monarca. Ya el sábado, a las 12:00, se abrirá el mercado renacentista, que contará con medio centenar de puestos y actuaciones musicales, talleres, equilibristas, zancudos, representaciones teatrales, adivinas, juglares y cómicos.

A esa misma hora, una comitiva se desplazará a Agüera para recibir a Carlos V, al que se le entregarán las llaves de la localidad, en la que pasó un par de noches antes de continuar camino hasta Medina. Por la tarde, a las 19:30 pregón anunciador desde el balcón de la Casa Consistorial, seguido de un gran desfile, amenizado con música. Y a las 21:30, más música y bailes exóticos, con una actuación teatral y espectáculo de fuego, conjurando a Satán.

El sábado se cerrará con una cena renacentista, pero durante toda la jornada se podrá disfrutar de un rincón real infantil, con juegos populares, un museo al aire libre y multitud de pasacalles.

La llegada del Emperador

El domingo es el día grande de recepción de Carlos V. A las 12:30 gran desfile imperial, en el que la comitiva castellana saldrá de la Plaza Mayor al encuentro del Emperador y en la Plaza de Somavilla se le hará entrega de las llaves de la villa. Luego, almuerzo de hermandas y, por la tarde, pasacalles flamenco (a las 18:30) y coplas del buen yantar (a las 19:30), para acabar el fin de semana con un auto de fe de la Santa Inquisición.

Igualmente, el domingo se contará con el mercado renacentistta, los pasacalles, el museo al aire libre y el rincón real infantil. También habrá visitas guiadas al Alcazar de los Condestables. Un amplio y variado programa para conmemorar el último viaje del Emperador, en una cita cultural que persigue su declaración como Fiesta de Interés Turístico Regional, y que se une a otras celebraciones de la Ruta de Carlos V.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos